Archivo de la categoría: Rutas de 1 día en moto Colombia

RUTA EN MOTO AL SUMAPAZ

Como motociclistas de aventura con raíces en la ciudad siempre estamos buscando rutas y lugares que nos permitan vivir una auténtica aventura bajo el desafortunado límite del tiempo. Gracias a la vida misma tenemos familia, empleos, emprendimientos y responsabilidades que no nos permiten la libertad de empacar nuestra vida en una maleta y encender nuestra moto sin rumbo ni regreso asegurado. Bajo esta condición se hace imperativo vivir nuestra pasión con todos los ingredientes de una verdadera aventura aunque en algunos casos solo contemos con un día para meternos en problemas  y ver de qué estamos hechos, aunque sea por un instante y es por esto que hoy les compartimos una de las más hermosas rutas de aventura a tan solo unos pocos kilómetros de Bogotá.

KTM 990 - Ruta en moto al Sumapaz
KTM 990 – Ruta en moto al Sumapaz – © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas

El páramo de Sumapaz es un tesoro invaluable, un verdadero Santuario de la naturaleza donde nace la vida a cada instante y en el que el agua es sagrada; sin entrar en tecnicismos sacados de Wikipedia solo debo decir que si se anima a visitar este lugar, por favor no atente en contra del ecosistema buscando una foto con su moto a cambio de unos cuantos likes, recuerde que  este lugar ha necesitado siglos de aislamiento humano para poder conservarse y brindarle una experiencia de contemplación  inolvidable, así que evite la tentación de atravesar sus campos y disfrute de la carretera que esta perfecta para divertirse sin alterar el frágil ecosistema que habita en este lugar.

Rodada al Sumapaz en Moto
Rodada al Sumapaz en Moto © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas

 

LA RUTA:

Llegar es muy sencillo, tanto que no necesita un guía, ni un GPS ni waze ni nada, solo salga por la vía a Villavicencio y a la altura del cruce de Yomasa tome la vía al sur, esto es hacia Usme.  Si viene de la avenida  Caracas siga derecho y no se desvíe y si viene de la Avenida Boyacá a la altura del cruce  Yomasa gire a la derecha. Al final del post encontrará el track en Google  maps para su ubicación.

La vía al Sumapaz cuenta desde su inicio saliendo de Usme, con unas curvas entretenidas, cerradas y de velocidad media pues esta vía es de doble sentido y uno nunca sabe que viene al otro lado de la curva así que ruede tranquilo, al ritmo de sus capacidades.

Al cabo de un par de kilómetros ya experimentará la paz que se respira en una reserva natural donde no encontrará más que bosques y un paisaje sorprendente y en especial por estar tan cerca de Bogotá. Luego de unos 30 km de curvas y paisajes la carretera se destapa sin aviso, de la manera que sucede en Colombia, algunos baches e irregularidades en curva cuando de repente ya estamos en terreno destapado, donde lo mejor será desactivar ABS y control de tracción si su moto lo trae.

KTM 990 y F800GS en la Ruta al Sumapaz © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas
KTM 990 y F800GS en la Ruta al Sumapaz © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas

Este es un recorrido de páramo y esto ya le debe indicar que puede encontrarse con un sol brillante o una interminable lluvia que en cualquiera de los casos será acompañado del frío así que lo mejor es que se preparé llevando su liner térmico e impermeable y si va acompañado, usted quedará como un rey si en su maleta lleva un termo con café o aguadepanela!

La ruta en condiciones secas permite divertirse con la velocidad gracias sus curvas perfectamente trazadas, aún bajo la lluvia son muy seguras de manera que podrá ir a buen ritmo. En condiciones de fango y lluvia recuerde que la inercia de su moto es la que mantiene el balance y si desacelera podrá ir al piso fácilmente así que mejor mantenga las revoluciones ARRIBA!

Llegar a la laguna es una de las metas y es en se lugar dónde podrá descansar y observar en paz este paraíso cubierto de frailejones en paz y armonía y porqué no un café, ese que debería traer en su maleta porque AFORTUNADAMENTE en este lugar NO HAY NADA,  y si va a rodar con algún amigo de aquellos que solo sabe de Juan Valdez,  mejor adviértale que no hay nada e invítelo a “disfrutar sin nada”.

Lo mejor de la aventura es compartirla con amigos, © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas
Lo mejor de la aventura es compartirla con amigos, © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas

Continuando hacia adelante la ruta lo llevará a lo largo del páramo más grande del mundo donde no es sorpresa encontrarse con cuerpos de agua a unos cuantos centimetros de su paso, también encontrará un batallón del ejército Colombiano con unos jóvenes muy amables que le permitirán el paso después de un cordial saludo y eventualmente responder un par de preguntas sobre a donde se dirige.

San Juan de Sumapaz es una pequeña vereda habitada por personas tranquilas y silenciosas con algo de incertidumbre por su visita pero siempre dispuestas a brindarle la mejor atención, así que acérquese,  hable con ellos y comparta una conversación donde seguro aprenderá algo nuevo. Recuerde que al salir del asfalto su capacidad de adaptación se hace más importante así que “a donde fueres, haz lo que vieres” y por favor coma con humildad y respeto lo que en el lugar le ofrezcan.

En este punto puede detenerse largo y regresar por la misma vía para estar en casa a la hora del almuerzo, o puede continuar su aventura haciendo un circuito que lo llevará de regreso a Bogotá a lo largo de unos 350 km de rutas mixtas principalmente Off Road conectando con Cabrera,  Venecia, Pandi, Arbeláez, Fusa, Sibate para llegar finalmente  Bogotá. Si usted inicia el circuito a las 7:00 am estará en casa sobre las 4:00 pm dependiendo de su velocidad  y el número de personas que lo acompañen.

Entre San Juan y Cabrera se encontrará con una ruta un poco más técnica, con curvas más cerradas en un camino estrecho y con descensos intermedios que si se descuida con la velocidad puede darse algún susto en curva, nada que no se pueda controlar con un ritmo prudente pues no es una ruta difícil,  aun en condiciones de agua es divertida. Lo que puede subir el nivel de  dificultad es la distancia si no se está preparado mentalmente para un recorrido largo.

La vía Cabrera – Pandi – Arbelaez es algo más técnica, no por el destapado pues en esta sección es MIXTO con diferentes niveles de destapado y secciones asfaltadas con muchas fallas geológicas, desniveles y baches en ruta que pueden ocasionar dificultades al trazar una curva de velocidad; Imagínese una curva de buena velocidad e inclinación  encontrándose a la mitad con un sección destapada o un inadvertido hueco; así que mucha atención al trazar estas curvas con buena anticipación.

Pandi puede ser un lugar para almorzar y detenerse a descansar, para luego continuar hacia Arbeláez, una nueva sección Off Road aun más técnica que las anteriores, con caminos más estrechos y escarpados donde el terreno rocoso puede causarle más vibraciones a sus llantas y en consecuencia a su dirección causándole más agotamiento y estres;  bajarle un poco la presión a sus llantas mejorará su dominio en este terreno, eso sí, sin excederse porque podrá en riesgo sus rines y abrirá más posibilidades a un pinchazo.  En esta sección nos encontramos con una estrecho cañón que divierte la vista al pasar muy cerca del borde debido a lo estrecho de la vía y que finalmente nos lleva a Arbeláez para despedirnos del asfalto y emprender nuestro regreso a Bogotá a lo largo de una divertida ruta de curvas pronunciadas que conectan Fusa con Bogotá por la vía a Sibaté.

Una ruta con el mejor paisaje que se puede disfrutar sin mayor exigencia técnica, en compañía de un par de buenos amigos y porqué no sólo, finalmente nuestra pasión por la aventura en dos ruedas es de esas  pocas cosas que nos conecta con nosotros mismos sin más y mejor compañía que la de nuestras motos.

Páramo del Sumapaz - © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas
Páramo del Sumapaz – © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas

Aca les dejo el track en google maps. Nos vemos en la ruta

 

Ruta del Agua – Región del Guavio

Ruta del Agua – Región del Guavio.

Si usted es de los que invierte buena parte del tiempo previo al fin de semana buscando nuevas rutas que se alejen de la populares rodadas de restaurantes a menos de 100 km de su casa seguramente esta ruta de 1 día al Guavio le puede interesar.

Para comenzar, vamos a buscar la salida de Bogotá hacia la carretera central del norte en busca de un desayuno típico que proporcione la suficiente energía para una larga rodada. Un buen lugar para detenerse es el restaurante Entrepues ubicado en el kilometro 9 de la autopista norte, por supuesto en esta ruta usted encontrará diversas opciones de restaurantes típicos con comida exquisita, pero sabiendo que la rodada que le espera es larga con un ligero grado de dificultad mi recomendación es desayunar “trancado”.

Continuando la ruta por la carretera central del norte pasando el parque de Sopó, busque la salida hacia Sopó y busque la variante Sopo – La Calera, en este punto el paisaje comienza a cambiar ligeramente del plano de la sabana dando lugar a geométricas montañas de un verde alegre y acogedor. En la intersección conocida como El Salitre, giré a la izquierda con destino hacia Guasca y disfrute de un ascenso curveado muy entretenido que le mantendrá atento a cualquier riesgo y preparado para sortear cualquier dificultad.

Guasca (Cercado de cerros en lengua Chibcha) es un bello pueblo que nos da la bienvenida a la región del Guavio y se convierte en nuestra primera parada oficial, esto significa la parada típica de pueblo donde buscamos el parque principal y siempre en espera de encontrar la sagrada iglesia erigida por nuestros evangelizadores españoles desde épocas antiguas y que se convierte en la cara amable de cientos de poblaciones a lo largo de nuestro territorio Colombiano. Guasca al igual que muchos de los pueblitos que menciono en mis rutas tienen un desarrollo turístico autónomo lleno de diversas actividades eco-turisticas y de aventura en las que no me detendré a presentar pues en en esta ruta de 1 día en moto lo mío es paisaje, ruta y moto.

Saliendo de Guasca nos dirigimos hacia Gacheta a lo largo de de una verdadera carretera serpenteante perfecta para los amantes de las curvas, pero a un ritmo “contemplativo” (como lo diría el buen amigo Rafa Rojas), usted podrá disfrutar de un hermoso paisaje que le sorprenderá al encontrarse tan cerca a la Capital. Una perfecta combinación entre extensos campos donde la ganadería co-existe con el ambiente y más adelante bosques de pino, en esta parte la niebla es tan densa que da un toque de misterio y a la vez de paz. En este punto le recomiendo reducir velocidad mientras observa campos repletos de frailejones porque usted mi querido motero ha llegado a los 3200 msn, a la parte más alta del Páramo que en este punto se conoce como el páramo del Amoladero.

En cuestión de 30 minutos usted dejara de lado el frío del páramo e iniciará un sensacional descenso a través de un bosque húmedo nativo donde la carretera presenta fallas geológicas y algunas irregularidades que no representarán peligro si conduce a una velocidad moderada, la misma velocidad que le permitirá disfrutar la vista del cañón del río Guavio a su derecha; realmente es increíble tanta belleza a unos cuantos kilómetros de la capital.

Dónde el camino arranca - The Adventure Bogotá
Dónde el camino arranca – The Adventure Bogotá

Una vez usted ha llegado a Gacheta empieza a sentir ese ambiente característico de pueblos con actividades económicas de explotación de los recursos naturales e intercambio monetario, sean esmeraldas, petróleo incluso café, se respira en el ambiente un “agite” extraño que evita una larga permanencia en estos pueblos; no importa cual sea el producto, en estos pueblos toma protagonismo el punto de encuentro de comerciantes, compradores, vendedores, camiones, camionetas 4 X 4 música norteña y la terminal de transporte; cuentan con pocos lugares para la interacción con su cultura a excepción del parque principal y su iglesia que para mi se convierte en el principal punto de llegada a cualquier pueblo y aunque la oferta de restaurantes es moderada en esta ocasión encontré un restaurante muy modesto, tal vez excesivamente rústico pero que gracias a la capacidad de asombro y adaptación todo terreno de mi esposa hemos comido la mejor gallina criolla del pueblo y por supuesto unas arepas de maíz pelao que hicieron de este almuerzo algo inolvidable, el señor Muñoz tímido y con una sonrisa honesta al igual que su familia atiende su negocio con el mas grande esmero al punto que no resistimos tomarle una foto e invitar a nuestros amigos “todoterreno” valga la aclaración.

Restaurante en Gacheta
La Familia del señor Muñoz prepara con dedicación cada plato que sirven.

 

Restaurante en Gacheta
Restaurante el Buganvil en Gacheta, rústico, modesto y exquisito.

Después de un autentico almuerzo típico continuamos nuestra ruta hacia el Guavio buscando la vía a Ubalá, una carretera curveada, con muchos “baches” o “rotos” que le obligaran a mantener una velocidad moderada, realizando un ascenso al filo de la montaña que le permitirá observar una gran extensión de agua color verde esmeralda, esto es: el embalse del Guavio.

Embalse del Guavio
Embalse del Guavio, Cundinamarca

Después de bordear el embalse entre carreteras destapadas de dificultad media (especialmente en invierno), encontraremos la represa resguardada por amables soldados que le permitirán tomar fotos y seguramente intercambiar información sobre el recorrido, en este punto se encontrará con un primer túnel de muy baja iluminación, ascendente y curveado, con algunas secciones resbalosas y lluvia permanente; si, lluvia permanente fruto del agua que emana la montaña, este túnel al igual que los de la ruta de Chivor son muy divertidos de cruzar.

Ruta en moto al Guavio
Ruta en moto al Guavio, ideal para ir solo o acompañado

Luego de rodar a lo largo de una carretera semi-pavimentada con secciones destapadas llegará a Gachala, un pequeño municipio conocido como la Capital Hidroeléctrica de Colombia, ya que allí se encuentra la represa hidroelectrica del Guavio que genera aproximadamente un 30% de la energía que se consume en el país y la gran parte del agua que consumimos los Bogotanos. Su parque central es un lugar tranquilo con ese aire de pueblo minero, que se percibe en su gente amable y siempre dispuesta a brindar la mejor información. En esta ocasión tuvimos la oportunidad de conocer dos emprendedores del turismo en la región quienes nos informaron de un amplio portafolio de servicios turísticos entre los que se encuentran caminatas hacia cascadas, baños en ríos y quebradas y uno muy especial, ser minero por 1 día. en definitiva un bello pueblo que debemos conocer.

La ruta al Guavio se saborea despacio, a paso contemplativo
La ruta al Guavio se saborea despacio, a paso contemplativo como diría el buen amigo Rafa Rojas.

Para nuestro regreso en la ruta del agua decidimos bordear el embalse hacia el municipio de Gama, no sin antes atravesar un fantástico túnel realmente intimidante por su longitud, oscuridad y dificultad en algunas secciones del terreno, resbaloso como un jabón, para que se haga una idea al final del túnel vimos una pequeña luz como de linterna que después de unos 3-4 minutos se trataba de una moto en dirección hacia nosotros, eso nos dio una idea de cuanto más tardaríamos en atravesarlo.

Momento de descanso en la represa del Guavio
Momento de descanso en la represa del Guavio

La Chaqueta IXS Montevideo continua superando mis expectativas
La Chaqueta IXS Montevideo continua superando mis expectativas

La carretera entre Gachala y Gacheta es una destapada increíble para los amantes del Off Road porque cuenta con curvas amplias que permiten una velocidad alta y por qué no, jugar con el derrape de nuestras maquinas; en mi caso, con esposa acompañándome disfrutamos de un Off rápido sin derrapes ni nada de esas cosas que se suelen hacerse cuando se rueda solo o con los amigos.

Iglesia de Gachalá
Iglesia de Gachalá, un lugar perfecto para una larga pausa en la ruta.

Una vez llegamos a Gacheta nos dirigimos sin parar hasta Guasca, en busca de un buen postre porque valga la aclaración, la oferta de restaurantes y especialmente de postres en esta región es limitada.

Encontrar una Irish coffee hecho con Jack Daniel´s durante esta rodada fue algo sensacional; El Café Brujas en Guasca sorprende al visitante con su carta y sus dueños Vanessa y Jorge, han logrado un lugar único por su atmósfera, menú y sobre todo su carismático servicio. En este acogedor lugar encuentra la más amplia variedad de preparaciones con café para un buen amante de la sagrada bebida (jeje), deliciosos postres, pastas, lasagnas y unas exquisitas salchichas alemanas rellenas de queso y cubiertas de tocineta que durante este viaje se convierten en el mejor cierre con broche de oro la gran ruta del agua.

Café Brujas en Guasca, Calle 3 #4 - 69 a cuadra del parque principal en la salida a Bogotá
Café Brujas en Guasca, Calle 3 #4 – 69 a cuadra del parque principal en la salida a Bogotá

 

Café Brujas en Guasca
Café Brujas en Guasca, Calle 3 #4 – 69 a cuadra del parque principal en la salida a Bogotá

 

FICHA TÉCNICA DE ESTA RUTA:

Total de kilómetros: 300 km aprox

Condiciones: 80% On Road – 20% Off Road

Dificultad: media

Duración: 8 – 10 horas

Donde desayunar:

– En la vía Chía, Restaurante Entrepues
– Dirección: KM 9  Autopista Central del norte, Saliendo de Bogotá.

Donde almorzar:

– En Gacheta, Restaurante El Buganvile (Una cuadra abajo de la estación de policía)

– En Guasca: Parada obligada por un buen postes y café: Restaurante Café Brujas
– Dirección: Calle 3 #4 – 69 a cuadra del parque principal en la salida a Bogotá
– Teléfono: 3208439452

– Turismo en Gachala:
Corpochingaza, teléfono: 311 5767716

Track de la ruta:

https://goo.gl/maps/4vzbQQBC5Ft

Ver en mapa:

Ruta de 1 día en moto por el eje cafetero

Ruta de 1 día en moto por el eje cafetero

Rutas en moto por el eje cafetero

Sin lugar a dudas la región del eje Cafetero es una de las más hermosas del país y en lo personal como motociclista de aventura es un paraíso motero. Gracias a la vida he tenido la oportunidad de recorrer la mayoría de sus rutas, conocer cada pequeña población, hablar interminablemente con campesinos caficultores,  vendedores ambulantes, anfitriones de hoteles, conductores de willy’s, cocineros de restaurantes típicos, caballistas, entre un sin número de bellas personas que como en ninguna otra región son grandes conversadores, conocedores de su historia y orgullosos de su sangre.

En esta ocasión no hablaré de un viaje en particular pues en cada uno de mis recorridos por este paraíso motero he vivido experiencias tan maravillosas e inolvidables que un solo viaje nunca sería suficiente para describir su belleza, de la misma manera que una buena taza de café nunca será suficiente cuando de una buena conversación se trata.

Si usted está pensando recorrer en moto la región cafetera, empiece por servirse un “tinto” y tome nota de lo que en mi opinión, pueden ser los más bellos corredores turísticos en moto del eje Cafetero para disfrutar en una ruta de 1 día. Ahora bien, si el eje cafetero es parte de un viaje mas largo quizás le interese leer sobre mi viaje desde los Andes al Caribe llegando en moto hasta el paraíso del Cabo de la Vela.

Gracias a Rafa Rojas, un gran motero a bordo de Tomasa una confiable y poderosa V-Strom DL 650 azul (hoy en día tomasa es una robusta e intimidante Supertenere 1200 cc  también azul), tuve la oportunidad de conocer por primera vez Circasia y Salento en un recorrido turístico lleno de gratas experiencias incluyendo un valioso manual de conducción extrema en el alto de Letras a cargo de un gran maestro.

En esta ocasión tuvimos el privilegio de visitar la iglesia de Circasia que cual ave Fenix, re-nacía después que un incendio la volviera cenizas, un renacer liderado por un joven padre carismático y de buen humor, el Padre Martín, quien nos compartió su casa, una de esas hermosas construcciones que bien podría ser patrimonio cultural de la región cafetera. Luego de este inolvidable viaje el eje cafetero se convirtió en destino frecuente de mis viajes así como de tours liderados para visitantes del exterior.  Finalmente como dice el viejo Rafa “Colombia es mi casa” y en ella vivo feliz.

Cafetales al lo largo de toda la ruta
Cafetales al lo largo de toda la ruta

 

133935236638166
Recorrido en moto por hacia el valle del Cocora

 

133935669971456
Rafa y su compañera de Ruta, mi Joha, el padre Martin, Alejandra y Richie! por supuesto la mona a la derecha.

El Paisaje que nos lleva hacia Salento sorprende desde el momento en que tomamos la salida de la autopista del café, encontrando de primera mano las ruinas abandonadas de lo que un día fue la Posada Alemana, propiedad del icónico narcotraficante Carlos Ledher y que podría considerarse uno de los primeros hoteles temáticos en Colombia. En este punto no creo que valga la pena detenerse para una foto, como tampoco me parece atractiva la típica foto frente a la hacienda Nápoles considerando que no disfruto haciendo apología a una de las peores épocas de nuestra historia.

En este punto la carretera es angosta, curveada y con un especial aroma a bosque donde su vegetación parece salir de la carretera para cubrirnos, es sencillamente encantador.

En Boquía podrá hacer una breve parada para disfrutar el paisaje que baña el río Caldas, en este punto encontrará opciones de alojamiento típico, con posibilidad de acampar y curiosamente hay un alojamiento “exótico” (nunca lo he visitado) que ofrece diferentes clases de “habitaciones” que siempre me ha causado duda, algún día lo visitaré y les cuento.

El ascenso al pueblo Salento continua curveado y le recomiendo tener cuidado con los jeeps Willys que conducen como si estuvieran en un Rally, de igual manera los colectivos intermunicipales y si esta en fin de semana podrá encontrar una fila de carros que pacientemente avanzan hacia este bello destino.

Una vez haya llegado al parque principal de Salento, le sugiero dejar su moto debidamente parqueada en un parqueadero vigilado donde le colaborarán guardando todos los “corotos” que los motociclistas de aventura suelen llevar y dispóngase a caminar porque Salento es de esos pueblos para caminar y saborear lentamente. (En la esquina de la iglesia hacia la derecha encontrará un par de parqueaderos apropiados).

133935233304833
Balcones de Salento

 

 

133945493303807

 

133934953304861
Café Jesus Martín

 

133935226638167
Willys trabajando
133927399972283
Paisaje desde el mirador de Circasia

 

133927039972319

 

El solar

En Salento puede encontrar la tradicional trucha en el parque, este plan es imperdible y si busca postres o tiendas podrá recorrer la carrera 6, llena de color con sus balcones tradicionales; personalmente quedé enamorado del café Jesus Martín también sobre la carrera 6 pero al otro lado del parque principal, pues además de servir el mejor café de la región le invitaran a conocer parte del proceso de selección y tueste del preciado grano y si esta en plan de conquista este encantador lugar le servirá con los mejores resultados.

El valle del Cocora con es un lugar maravilloso para visitar a bordo de su moto y si su espíritu de aventura se lo permite, podrá ascender un poco más allá del punto en que los turistas en 4 ruedas se detienen y apreciar el bosque de palma de cera que modestamente aún se mantiene en pié a pesar del peligro de extinción en el que se encuentra actualmente. Un buen lugar para almorzar es el restaurante Donde Juan B que se ubica en la zona “turística” del valle. En este punto también puede encontrar caballos que le permitirán hacer un paseo hasta de 3 horas por este hermoso valle

DSC07672
Valle del Cocora
DSC07663
Quebrada afluente del Rio Caldas

DSC07662

471910532840633
Parada obligada en la ruta al Valle del Cocora
178864875478535
Caficultor trabajando en cafetales de Chinchiná
DSC07931
Vista del Nevado del Tolima desde Montenegro

 

DSC_4233
La infaltable “selfie” en Filandia
DSC03259
Vista de Belalcazar – Caldas
DSC03262
Río Cauca desde el Cristo de Belalcazar

 

DSC07827
Cristo de Belalcazar, un lugar muy especial de parada obligatoria en esta ocasión a bordo de una motocicleta de Elephant Moto.

Si quiere hacer una ruta de  1 día en moto por el eje cafetero a lo largo de un recorrido encantador por la región le sugiero hacer la siguiente ruta y desde ya despreocupese por el orden pues este recorrido está sujeto a su lugar de estadía que para este caso es Salento:

  • Salento: No olvide tomarse un café de Jesus Martin
  • Filandia: La plaza principal concentra toda la cultura cafetera en un solo lugar.
  • Alcalá: Este es un punto de referencia en el balsaje del río la Vieja
  • La Estrella
  • Cartago: Desde la salida de Cartago disfrute el valle del Río Cauca.
  • Puerto Caldas
  • Cerritos
  • La Virginia
  • Belalcazar: Se encontrará con el Cristo de Belalcazar, por supuesto foto obligada
  • Arauca: Desde la carretera podrá ver este pueblo construido al lado del Rio Cauca
  • Santagueda
  • Palestina
  • Chinchina: Un tradicional pueblo cafetero repleto de willys cargados de café.
  • Santa Rosa de Cabal: Los chorizos mas famosos de Colombia están acá.
  • Pereira: Cruzar el viaducto nunca deja de ser emocionante.
  • Valle del Cocora: Una aguadepanela con queso frente al bosque de palma es una experiencia inolvidable.
  • Salento: El canelazo en la plaza central es perfecto para la hora de llegada.

FICHA TÉCNICA DE ESTA RUTA:

Total de kilómetros: 260 km aprox

Condiciones: 100% On Road

Dificultad: baja

Duración: 8 horas

Track de la ruta:

https://goo.gl/maps/QPS9H6jmM6P2

Ver ruta en mapa:

Ruta en moto por el valle del Magdalena

La Ruta en moto por el valle del Magdalena  inicia saliendo por la Calle 80, encendiendo motores preferiblemente a las 7:30 donde se debe tomar la salida de la Calle 80 con destino hacia Facatativa, para  luego iniciar un descenso sinuoso con tramos de doble linea continua que vale la pena considerar y dedicarse el tiempo de observar las montañas que en esta región son de especial belleza. Continuando el recorrido se dirige hacia Alban y unos cuantos kilómetros mas adelante encontrará una intersección que debe tomar hacia la izquierda con destino hacia Vianí, le recomiendo a partir de este punto tener cuidado con las irregularidades de la vía, se puede encontrar baches inesperados en curvas que pueden alterar su trayectoria y causarle un susto.  En esta zona se encuentra con frecuencia una niebla que nos ofrece un toque de intimidad y paz, mientras se siente el cambio de temperatura y la sensación de calidez aumenta en cada kilometro. Una vez se pasa por Vianí, se continua hacia San Juan de Rioseco, donde se puede hacer una pausa de hidratación para continuar por una carretera terciaria hacia el municipio de Pulí, lo especial de esta sección es la oportunidad de apreciar el río Magdalena desde las montañas.

Niebla en la vía Alban - Vianí
Niebla en la vía Alban – Vianí

 

En este punto inicia un descenso técnico que bien se podría hacer con llantas duales convencionales, sin embargo debo aceptar que las llantas de taco son ideales para gozarse las curvas en descenso. La sensación de descanso se siente en la parte final de este descenso cuando se observa una recta que conduce hacia la vía pavimentada que comunica con Nariño y Gramalotal, este ultimo un caserío donde se toma el Ferry Omaira tradicional icono de transporte fluvial  del municipio de Ambalema.

Paso en el Ferry Omaira sobre el Magdalena
Paso en el Ferry Omaira sobre el Magdalena

Luego de hacer una parada técnica a orillas de Ambalema, usted puede hacer un breve recorrido turismero entre antiguas casas que en una época fueron epicentro de desarrollo gracias a la industria tabacalera , centro de acopio de diversos productos provenientes de los puertos marítimos a través del río Magdalena y su importante conexión a través de la linea férrea, hoy abandonada y cubierta del paso del tiempo.

Después de esta parada en Ambalema en la que seguramente pudo tomar un buen respiro, puede buscar la salida hacia Cambao y doblar hacia su izquierda, esto es entrar a Cambao, pasar por la estación de policía y buscar la antigua ruta hacia Puerto Bogotá y es en esta ruta donde mas retos se encontrará porque las condiciones climáticas hacen que siempre este empantanada, con pozos de fango perfectos para la diversión  eventuales caídas sin mayor riesgo de daño.

Honda le espera para una nueva parada, si le llego la tarte sin almorzar no se preocupe, un rasgo de las rodadas Off Road es que el tiempo es totalmente variable, así que disfruta, descanse y prepare su regreso por la vía Honda directo Bogotá.

Esta es una ruta que he hecho en diferentes ocasiones, a bordo de mi Suzuki Vstrom 1000, a bordo de una F800GS, igual que la implemente en una actividad de turismo como guía para una empresa tour operadora  a bordo de una R1200GS y la he compartido con mis amigos a bordo  de KTM 990,  SuperTeneré 1200, Versys 650, R1200GS y KLR 650, así que adelante con la aventura!

triptico

 

FICHA TÉCNICA DE ESTA RUTA:

Total de kilómetros: 400 km aprox

Condiciones: 60% On Road – 40% Off Road</li>

Dificultad: Alta

Duración: 12 horas

Donde desayunar:

– En Viani, la cafetería La Cascada frente al parque principal es modesta y bien atendida, lo mejor una buena Agua de Panela con queso.

– En San Juan de RioSeco, Cafetería Bon Pan, Plaza principal

Donde almorzar:

– En Ambalema, primer restaurante a la orilla del Rio, modesto pero exquisito.

– En Honda:

Restaurante el Atrio

Dirección: Carrera 12A #10-36 Alto del Rosario.

Restaurante El Guateke

Dirección: Calle 12a No.10a-13

Sencillamente los  mejores que conozco en Honda, sin tener en cuenta la opción mas aventura de bajar al muelle sobre el Rio Magdalena y buscar el restaurante Doña Martha.

Track de la ruta:

https://goo.gl/maps/dHVsCa8UTYU2

 

Ver ruta en mapa: (es posible que cargue con error, por lo que marcará la ruta por Armero, le recomiendo usar el track de la linea anterior)