Archivo de la etiqueta: Moteros

Ruta del Agua – Región del Guavio

Ruta del Agua – Región del Guavio.

Si usted es de los que invierte buena parte del tiempo previo al fin de semana buscando nuevas rutas que se alejen de la populares rodadas de restaurantes a menos de 100 km de su casa seguramente esta ruta de 1 día al Guavio le puede interesar.

Para comenzar, vamos a buscar la salida de Bogotá hacia la carretera central del norte en busca de un desayuno típico que proporcione la suficiente energía para una larga rodada. Un buen lugar para detenerse es el restaurante Entrepues ubicado en el kilometro 9 de la autopista norte, por supuesto en esta ruta usted encontrará diversas opciones de restaurantes típicos con comida exquisita, pero sabiendo que la rodada que le espera es larga con un ligero grado de dificultad mi recomendación es desayunar “trancado”.

Continuando la ruta por la carretera central del norte pasando el parque de Sopó, busque la salida hacia Sopó y busque la variante Sopo – La Calera, en este punto el paisaje comienza a cambiar ligeramente del plano de la sabana dando lugar a geométricas montañas de un verde alegre y acogedor. En la intersección conocida como El Salitre, giré a la izquierda con destino hacia Guasca y disfrute de un ascenso curveado muy entretenido que le mantendrá atento a cualquier riesgo y preparado para sortear cualquier dificultad.

Guasca (Cercado de cerros en lengua Chibcha) es un bello pueblo que nos da la bienvenida a la región del Guavio y se convierte en nuestra primera parada oficial, esto significa la parada típica de pueblo donde buscamos el parque principal y siempre en espera de encontrar la sagrada iglesia erigida por nuestros evangelizadores españoles desde épocas antiguas y que se convierte en la cara amable de cientos de poblaciones a lo largo de nuestro territorio Colombiano. Guasca al igual que muchos de los pueblitos que menciono en mis rutas tienen un desarrollo turístico autónomo lleno de diversas actividades eco-turisticas y de aventura en las que no me detendré a presentar pues en en esta ruta de 1 día en moto lo mío es paisaje, ruta y moto.

Saliendo de Guasca nos dirigimos hacia Gacheta a lo largo de de una verdadera carretera serpenteante perfecta para los amantes de las curvas, pero a un ritmo “contemplativo” (como lo diría el buen amigo Rafa Rojas), usted podrá disfrutar de un hermoso paisaje que le sorprenderá al encontrarse tan cerca a la Capital. Una perfecta combinación entre extensos campos donde la ganadería co-existe con el ambiente y más adelante bosques de pino, en esta parte la niebla es tan densa que da un toque de misterio y a la vez de paz. En este punto le recomiendo reducir velocidad mientras observa campos repletos de frailejones porque usted mi querido motero ha llegado a los 3200 msn, a la parte más alta del Páramo que en este punto se conoce como el páramo del Amoladero.

En cuestión de 30 minutos usted dejara de lado el frío del páramo e iniciará un sensacional descenso a través de un bosque húmedo nativo donde la carretera presenta fallas geológicas y algunas irregularidades que no representarán peligro si conduce a una velocidad moderada, la misma velocidad que le permitirá disfrutar la vista del cañón del río Guavio a su derecha; realmente es increíble tanta belleza a unos cuantos kilómetros de la capital.

Dónde el camino arranca - The Adventure Bogotá
Dónde el camino arranca – The Adventure Bogotá

Una vez usted ha llegado a Gacheta empieza a sentir ese ambiente característico de pueblos con actividades económicas de explotación de los recursos naturales e intercambio monetario, sean esmeraldas, petróleo incluso café, se respira en el ambiente un “agite” extraño que evita una larga permanencia en estos pueblos; no importa cual sea el producto, en estos pueblos toma protagonismo el punto de encuentro de comerciantes, compradores, vendedores, camiones, camionetas 4 X 4 música norteña y la terminal de transporte; cuentan con pocos lugares para la interacción con su cultura a excepción del parque principal y su iglesia que para mi se convierte en el principal punto de llegada a cualquier pueblo y aunque la oferta de restaurantes es moderada en esta ocasión encontré un restaurante muy modesto, tal vez excesivamente rústico pero que gracias a la capacidad de asombro y adaptación todo terreno de mi esposa hemos comido la mejor gallina criolla del pueblo y por supuesto unas arepas de maíz pelao que hicieron de este almuerzo algo inolvidable, el señor Muñoz tímido y con una sonrisa honesta al igual que su familia atiende su negocio con el mas grande esmero al punto que no resistimos tomarle una foto e invitar a nuestros amigos “todoterreno” valga la aclaración.

Restaurante en Gacheta
La Familia del señor Muñoz prepara con dedicación cada plato que sirven.

 

Restaurante en Gacheta
Restaurante el Buganvil en Gacheta, rústico, modesto y exquisito.

Después de un autentico almuerzo típico continuamos nuestra ruta hacia el Guavio buscando la vía a Ubalá, una carretera curveada, con muchos “baches” o “rotos” que le obligaran a mantener una velocidad moderada, realizando un ascenso al filo de la montaña que le permitirá observar una gran extensión de agua color verde esmeralda, esto es: el embalse del Guavio.

Embalse del Guavio
Embalse del Guavio, Cundinamarca

Después de bordear el embalse entre carreteras destapadas de dificultad media (especialmente en invierno), encontraremos la represa resguardada por amables soldados que le permitirán tomar fotos y seguramente intercambiar información sobre el recorrido, en este punto se encontrará con un primer túnel de muy baja iluminación, ascendente y curveado, con algunas secciones resbalosas y lluvia permanente; si, lluvia permanente fruto del agua que emana la montaña, este túnel al igual que los de la ruta de Chivor son muy divertidos de cruzar.

Ruta en moto al Guavio
Ruta en moto al Guavio, ideal para ir solo o acompañado

Luego de rodar a lo largo de una carretera semi-pavimentada con secciones destapadas llegará a Gachala, un pequeño municipio conocido como la Capital Hidroeléctrica de Colombia, ya que allí se encuentra la represa hidroelectrica del Guavio que genera aproximadamente un 30% de la energía que se consume en el país y la gran parte del agua que consumimos los Bogotanos. Su parque central es un lugar tranquilo con ese aire de pueblo minero, que se percibe en su gente amable y siempre dispuesta a brindar la mejor información. En esta ocasión tuvimos la oportunidad de conocer dos emprendedores del turismo en la región quienes nos informaron de un amplio portafolio de servicios turísticos entre los que se encuentran caminatas hacia cascadas, baños en ríos y quebradas y uno muy especial, ser minero por 1 día. en definitiva un bello pueblo que debemos conocer.

La ruta al Guavio se saborea despacio, a paso contemplativo
La ruta al Guavio se saborea despacio, a paso contemplativo como diría el buen amigo Rafa Rojas.

Para nuestro regreso en la ruta del agua decidimos bordear el embalse hacia el municipio de Gama, no sin antes atravesar un fantástico túnel realmente intimidante por su longitud, oscuridad y dificultad en algunas secciones del terreno, resbaloso como un jabón, para que se haga una idea al final del túnel vimos una pequeña luz como de linterna que después de unos 3-4 minutos se trataba de una moto en dirección hacia nosotros, eso nos dio una idea de cuanto más tardaríamos en atravesarlo.

Momento de descanso en la represa del Guavio
Momento de descanso en la represa del Guavio

La Chaqueta IXS Montevideo continua superando mis expectativas
La Chaqueta IXS Montevideo continua superando mis expectativas

La carretera entre Gachala y Gacheta es una destapada increíble para los amantes del Off Road porque cuenta con curvas amplias que permiten una velocidad alta y por qué no, jugar con el derrape de nuestras maquinas; en mi caso, con esposa acompañándome disfrutamos de un Off rápido sin derrapes ni nada de esas cosas que se suelen hacerse cuando se rueda solo o con los amigos.

Iglesia de Gachalá
Iglesia de Gachalá, un lugar perfecto para una larga pausa en la ruta.

Una vez llegamos a Gacheta nos dirigimos sin parar hasta Guasca, en busca de un buen postre porque valga la aclaración, la oferta de restaurantes y especialmente de postres en esta región es limitada.

Encontrar una Irish coffee hecho con Jack Daniel´s durante esta rodada fue algo sensacional; El Café Brujas en Guasca sorprende al visitante con su carta y sus dueños Vanessa y Jorge, han logrado un lugar único por su atmósfera, menú y sobre todo su carismático servicio. En este acogedor lugar encuentra la más amplia variedad de preparaciones con café para un buen amante de la sagrada bebida (jeje), deliciosos postres, pastas, lasagnas y unas exquisitas salchichas alemanas rellenas de queso y cubiertas de tocineta que durante este viaje se convierten en el mejor cierre con broche de oro la gran ruta del agua.

Café Brujas en Guasca, Calle 3 #4 - 69 a cuadra del parque principal en la salida a Bogotá
Café Brujas en Guasca, Calle 3 #4 – 69 a cuadra del parque principal en la salida a Bogotá

 

Café Brujas en Guasca
Café Brujas en Guasca, Calle 3 #4 – 69 a cuadra del parque principal en la salida a Bogotá

 

FICHA TÉCNICA DE ESTA RUTA:

Total de kilómetros: 300 km aprox

Condiciones: 80% On Road – 20% Off Road

Dificultad: media

Duración: 8 – 10 horas

Donde desayunar:

– En la vía Chía, Restaurante Entrepues
– Dirección: KM 9  Autopista Central del norte, Saliendo de Bogotá.

Donde almorzar:

– En Gacheta, Restaurante El Buganvile (Una cuadra abajo de la estación de policía)

– En Guasca: Parada obligada por un buen postes y café: Restaurante Café Brujas
– Dirección: Calle 3 #4 – 69 a cuadra del parque principal en la salida a Bogotá
– Teléfono: 3208439452

– Turismo en Gachala:
Corpochingaza, teléfono: 311 5767716

Track de la ruta:

https://goo.gl/maps/4vzbQQBC5Ft

Ver en mapa:

10 COSAS QUE HACEN DE RODAR EN CLUB UNA EXPERIENCIA ÚNICA

Una de las principales razones de la existencia de Capital Rider como blog motero es la de ser un punto de referencia para todos aquellos motociclistas colombianos y de seguro sudamericanos que hasta ahora inician en el mundo del motociclismo, presentando desde mi perspectiva los temas de consulta más comunes cuando se trata de montarse en una moto y se desconoce el mundo al que se  está accediendo.

Este artículo ha sido escrito con cariño y respeto a partir de mis experiencias con diversos grupos a los que pertenecí incluso en algunos casos aún tengo la camisa oficial, el carnet o la balaclava insignia.

1- MOTO CLUB ES SINONIMO DE ORGANIZACIÓN

Independiente de todas las clasificaciones que puedan existir en el mundo del motociclismo, materia en la que no quiero entrar,  los llamados clubes cuentan con un rasgo que los diferencia del resto de comunidades moteras, esto es Organización y para que exista tal organización es necesario definir roles o jerarquías que corresponden a las funciones de cada miembro. Ser parte de un club de motociclismo implica adaptarse a las normas de convivencia del grupo tanto en la ruta y fuera de ella, es muy importante el compromiso de cada miembro a la hora de asistir a las actividades programadas y el sentido de colaboración será fundamental para su permanencia.

VTM MEDIA CILINDRADA

2- SIEMPRE TENDRÁ UN GUÍA

Desde el momento en que se crea un club de motociclismo con fines recreativos, uno de los puntos más importantes es la planeación de las actividades por lo que siempre se contará con un presidente, líder, guía u organizador que cuenta con un comité de apoyo quienes definen todos los detalles para hacer de cada rodada una experiencia agradable para todos. Aspectos básicos como ruta, tiempo, dificultad, presupuesto, alimentación, alojamiento entre otros son puntos que en un club nunca se dejarán al azar de la ruta.

3- MAS ALLÁ DEL SIMPLE – RODAR POR RODAR-

Las rodadas siempre tienen un propósito, un fin común y es por esto que los clubes tienen una gran acogida  a la hora de disfrutar de la moto y es que rodar deja de ser el simple acto de desplazarse de un punto A a un punto B, para encontrarse con toda una experiencia ya sea desde la actividad más elemental como conocer un nuevo restaurante, fiestas temáticas, tours todo incluido, hasta actividades de responsabilidad social.

4- CONTROL DEL GASTO

En un club de motociclismo siempre encontraremos el interés de beneficiar a todos sus miembros mediante precios accesibles que se logran a través de convenios entre los organizadores y los lugares donde se desarrollan las actividades. Durante el proceso de inscripción se publican los costos por piloto llegando a un nivel de detalle tan exacto que se puede calcular el costo de la gasolina, los alojamientos, la alimentación, los derechos de ingreso y salir a rodar sin preocuparse por exceder el gasto.

En adición al control del gasto también podremos ahorrar gracias al acceso a descuentos especiales, Los Clubes de motociclistas tienen la particularidad de ser objetivo de interes para las marcas y esto hace que a través de sus lideres se puedan acceder a descuentos especiales en puntos de servicio técnico, tiendas de accesorios y cuando se trata de eventos las marcas apoyan estas iniciativas con patrocinios.

5- NOS GUSTA LO MISMO Y HABLAMOS EL MISMO IDIOMA

Intente explicarle a un propietario de una R1 por qué es mejor una R1200GS o comparta su última experiencia a 260 km/h con el propietario de una vespa y entenderá el por qué de los clubes. Por lo general los clubes tienen un concepto definido, puede ser un cilindraje específico, puede ser una marca de motocicletas única, también se encuentran clubes por genero, por estilo de conducción, por estilo de motocicleta y hasta por preferencias a la hora de bajarse de su moto. Usted puede encontrar clubes a los que debe acceder mediante una solicitud especial y un proceso de “admisión”, en nuestra comunidad motera siempre encontrará un club de puertas abiertas para recibirle, así como también algunas puertas cerradas y al final siempre se tratara de lo mismo, disfrutar su moto.

KLR

6- HAY NORMAS Y SE RESPETAN

Si usted es de aquellos motociclistas que disfruta adelantar en curvas, sorprender a sus compañeros por el lado que no se esperan, demostrar lo buen piloto que es raspando los posa pies en asfalto y por qué no la “rodilla al piso” probablemente en un Moto Club lo inviten a acoger las normas ya establecidas, aprendiendo sus códigos de comunicación durante la rodada sabrá de los riesgos que trae la ruta, será parte de una “manada” en la que cada uno cuida del otro, por lo que no vale la pena que se desgaste llamando la atención pues es muy seguro que dentro de ese club donde todos se comportan bajo un mismo código, existan motociclistas con más experiencia y pericia, así que adapte la conducción del grupo y disfrute de su rodada.

los mas

7- SIEMPRE HAY ALGO PARA HACER

Gracias a las redes sociales hoy en día es muy fácil estar al tanto de las actividades de los clubes contando con grupos de chats, foros de internet, paginas sociales entre otras herramientas de comunicación que permitiran conocer los detalles de la próxima rodada y en algunos casos de éxito con clubes de trayectoria, usted podrá encontrarlos en el punto de reunión el mismo dia de la semana y a la misma hora y más cumplidos que si fueran a misa, así que en un club no tendrá la típica excusa de algunos “es que nunca invitan”.

8- UNIDOS EN LAS BUENAS Y EN LAS MALAS

Una de las cosas más extraordinarias de ser miembro de un club de motociclistas es que la unión los convierte en una familia donde siempre encontrará alguien dispuesto a ayudarle. Situaciones como “estoy varado en mi casa y no he podido salir” son fácilmente solucionables gracias al club donde se encuentran  miembros desinteresados con una frase de “donde esta? ya voy para alla”. En caso de accidente durante una rodada hay un comité de apoyo que garantizará su acompañamiento al menos hasta que un organismo de apoyo llegue al lugar; en conclusión ser parte de un club le brindará una sensación de seguridad reconfortante.

varada

9- APRENDIZAJE COLABORATIVO Y SIN COSTO

Ha sufrido alguna vez de la usura de algún mecánico sin escrúpulos que le cobra un “riñón” por algo que podría hacer usted mismo en cuestión de minutos? Seguro que esta característica de los grupos le va a gustar. Por lo general los clubes reúnen motociclistas con máquinas de características similares y cuando no es así de igual manera se cuenta con una “Inteligencia” colectiva que siempre es útil a la hora de responder esas preguntas incómodas por lo obvias o tontas que puedan sonar como “Donde miro el nivel de aceite de mi moto” o “cuál será la presión de mis llantas”, también las monótonas preguntas sobre la mejor marca de x o y, pues siempre, siempre se encontrará con alguien deseoso de hacer su mejor recomendación.

10- MEJORA SU VIDA SOCIAL

Si, definitivamente en los moto clubes además de todo lo mencionado anteriormente, este es en mi opinión el factor de éxito de un club de motociclistas y es que en un mundo totalmente digitalizado tener la oportunidad de interactuar con personas que les guste lo mismo y cara a cara es un verdadero privilegio. Ser parte de un club de motociclistas permite interactuar con otros motociclistas que tienen rasgos en común, temas de conversación afín, intereses compartidos y siempre encontrará ese fuerte deseo de compartir experiencias en dos ruedas, sin duda en  los clubes se crean amistades donde pueden resultar fuertes lazos trascendiendo al mismo motociclismo generando experiencias de vida únicas e inolvidables.

Después de leer el anterior artículo, podrá hacerse una idea de lo que significa rodar con un club y antes de sacar sus propias conclusiones lo invito a leer mis dos próximos artículos que contrastarán con la idea de tener una membresía motociclistica.

– Nadie nos quita lo viajado –