Archivo de la etiqueta: pereira

Ruta de 1 día en moto por el eje cafetero

Ruta de 1 día en moto por el eje cafetero

Rutas en moto por el eje cafetero

Sin lugar a dudas la región del eje Cafetero es una de las más hermosas del país y en lo personal como motociclista de aventura es un paraíso motero. Gracias a la vida he tenido la oportunidad de recorrer la mayoría de sus rutas, conocer cada pequeña población, hablar interminablemente con campesinos caficultores,  vendedores ambulantes, anfitriones de hoteles, conductores de willy’s, cocineros de restaurantes típicos, caballistas, entre un sin número de bellas personas que como en ninguna otra región son grandes conversadores, conocedores de su historia y orgullosos de su sangre.

En esta ocasión no hablaré de un viaje en particular pues en cada uno de mis recorridos por este paraíso motero he vivido experiencias tan maravillosas e inolvidables que un solo viaje nunca sería suficiente para describir su belleza, de la misma manera que una buena taza de café nunca será suficiente cuando de una buena conversación se trata.

Si usted está pensando recorrer en moto la región cafetera, empiece por servirse un “tinto” y tome nota de lo que en mi opinión, pueden ser los más bellos corredores turísticos en moto del eje Cafetero para disfrutar en una ruta de 1 día. Ahora bien, si el eje cafetero es parte de un viaje mas largo quizás le interese leer sobre mi viaje desde los Andes al Caribe llegando en moto hasta el paraíso del Cabo de la Vela.

Gracias a Rafa Rojas, un gran motero a bordo de Tomasa una confiable y poderosa V-Strom DL 650 azul (hoy en día tomasa es una robusta e intimidante Supertenere 1200 cc  también azul), tuve la oportunidad de conocer por primera vez Circasia y Salento en un recorrido turístico lleno de gratas experiencias incluyendo un valioso manual de conducción extrema en el alto de Letras a cargo de un gran maestro.

En esta ocasión tuvimos el privilegio de visitar la iglesia de Circasia que cual ave Fenix, re-nacía después que un incendio la volviera cenizas, un renacer liderado por un joven padre carismático y de buen humor, el Padre Martín, quien nos compartió su casa, una de esas hermosas construcciones que bien podría ser patrimonio cultural de la región cafetera. Luego de este inolvidable viaje el eje cafetero se convirtió en destino frecuente de mis viajes así como de tours liderados para visitantes del exterior.  Finalmente como dice el viejo Rafa “Colombia es mi casa” y en ella vivo feliz.

Cafetales al lo largo de toda la ruta
Cafetales al lo largo de toda la ruta

 

133935236638166
Recorrido en moto por hacia el valle del Cocora

 

133935669971456
Rafa y su compañera de Ruta, mi Joha, el padre Martin, Alejandra y Richie! por supuesto la mona a la derecha.

El Paisaje que nos lleva hacia Salento sorprende desde el momento en que tomamos la salida de la autopista del café, encontrando de primera mano las ruinas abandonadas de lo que un día fue la Posada Alemana, propiedad del icónico narcotraficante Carlos Ledher y que podría considerarse uno de los primeros hoteles temáticos en Colombia. En este punto no creo que valga la pena detenerse para una foto, como tampoco me parece atractiva la típica foto frente a la hacienda Nápoles considerando que no disfruto haciendo apología a una de las peores épocas de nuestra historia.

En este punto la carretera es angosta, curveada y con un especial aroma a bosque donde su vegetación parece salir de la carretera para cubrirnos, es sencillamente encantador.

En Boquía podrá hacer una breve parada para disfrutar el paisaje que baña el río Caldas, en este punto encontrará opciones de alojamiento típico, con posibilidad de acampar y curiosamente hay un alojamiento “exótico” (nunca lo he visitado) que ofrece diferentes clases de “habitaciones” que siempre me ha causado duda, algún día lo visitaré y les cuento.

El ascenso al pueblo Salento continua curveado y le recomiendo tener cuidado con los jeeps Willys que conducen como si estuvieran en un Rally, de igual manera los colectivos intermunicipales y si esta en fin de semana podrá encontrar una fila de carros que pacientemente avanzan hacia este bello destino.

Una vez haya llegado al parque principal de Salento, le sugiero dejar su moto debidamente parqueada en un parqueadero vigilado donde le colaborarán guardando todos los “corotos” que los motociclistas de aventura suelen llevar y dispóngase a caminar porque Salento es de esos pueblos para caminar y saborear lentamente. (En la esquina de la iglesia hacia la derecha encontrará un par de parqueaderos apropiados).

133935233304833
Balcones de Salento

 

 

133945493303807

 

133934953304861
Café Jesus Martín

 

133935226638167
Willys trabajando
133927399972283
Paisaje desde el mirador de Circasia

 

133927039972319

 

El solar

En Salento puede encontrar la tradicional trucha en el parque, este plan es imperdible y si busca postres o tiendas podrá recorrer la carrera 6, llena de color con sus balcones tradicionales; personalmente quedé enamorado del café Jesus Martín también sobre la carrera 6 pero al otro lado del parque principal, pues además de servir el mejor café de la región le invitaran a conocer parte del proceso de selección y tueste del preciado grano y si esta en plan de conquista este encantador lugar le servirá con los mejores resultados.

El valle del Cocora con es un lugar maravilloso para visitar a bordo de su moto y si su espíritu de aventura se lo permite, podrá ascender un poco más allá del punto en que los turistas en 4 ruedas se detienen y apreciar el bosque de palma de cera que modestamente aún se mantiene en pié a pesar del peligro de extinción en el que se encuentra actualmente. Un buen lugar para almorzar es el restaurante Donde Juan B que se ubica en la zona “turística” del valle. En este punto también puede encontrar caballos que le permitirán hacer un paseo hasta de 3 horas por este hermoso valle

DSC07672
Valle del Cocora
DSC07663
Quebrada afluente del Rio Caldas

DSC07662

471910532840633
Parada obligada en la ruta al Valle del Cocora
178864875478535
Caficultor trabajando en cafetales de Chinchiná
DSC07931
Vista del Nevado del Tolima desde Montenegro

 

DSC_4233
La infaltable “selfie” en Filandia
DSC03259
Vista de Belalcazar – Caldas
DSC03262
Río Cauca desde el Cristo de Belalcazar

 

DSC07827
Cristo de Belalcazar, un lugar muy especial de parada obligatoria en esta ocasión a bordo de una motocicleta de Elephant Moto.

Si quiere hacer una ruta de  1 día en moto por el eje cafetero a lo largo de un recorrido encantador por la región le sugiero hacer la siguiente ruta y desde ya despreocupese por el orden pues este recorrido está sujeto a su lugar de estadía que para este caso es Salento:

  • Salento: No olvide tomarse un café de Jesus Martin
  • Filandia: La plaza principal concentra toda la cultura cafetera en un solo lugar.
  • Alcalá: Este es un punto de referencia en el balsaje del río la Vieja
  • La Estrella
  • Cartago: Desde la salida de Cartago disfrute el valle del Río Cauca.
  • Puerto Caldas
  • Cerritos
  • La Virginia
  • Belalcazar: Se encontrará con el Cristo de Belalcazar, por supuesto foto obligada
  • Arauca: Desde la carretera podrá ver este pueblo construido al lado del Rio Cauca
  • Santagueda
  • Palestina
  • Chinchina: Un tradicional pueblo cafetero repleto de willys cargados de café.
  • Santa Rosa de Cabal: Los chorizos mas famosos de Colombia están acá.
  • Pereira: Cruzar el viaducto nunca deja de ser emocionante.
  • Valle del Cocora: Una aguadepanela con queso frente al bosque de palma es una experiencia inolvidable.
  • Salento: El canelazo en la plaza central es perfecto para la hora de llegada.

FICHA TÉCNICA DE ESTA RUTA:

Total de kilómetros: 260 km aprox

Condiciones: 100% On Road

Dificultad: baja

Duración: 8 horas

Track de la ruta:

https://goo.gl/maps/QPS9H6jmM6P2

Ver ruta en mapa:

10 COSAS QUE HACEN DE RODAR EN CLUB UNA EXPERIENCIA ÚNICA

Una de las principales razones de la existencia de Capital Rider como blog motero es la de ser un punto de referencia para todos aquellos motociclistas colombianos y de seguro sudamericanos que hasta ahora inician en el mundo del motociclismo, presentando desde mi perspectiva los temas de consulta más comunes cuando se trata de montarse en una moto y se desconoce el mundo al que se  está accediendo.

Este artículo ha sido escrito con cariño y respeto a partir de mis experiencias con diversos grupos a los que pertenecí incluso en algunos casos aún tengo la camisa oficial, el carnet o la balaclava insignia.

1- MOTO CLUB ES SINONIMO DE ORGANIZACIÓN

Independiente de todas las clasificaciones que puedan existir en el mundo del motociclismo, materia en la que no quiero entrar,  los llamados clubes cuentan con un rasgo que los diferencia del resto de comunidades moteras, esto es Organización y para que exista tal organización es necesario definir roles o jerarquías que corresponden a las funciones de cada miembro. Ser parte de un club de motociclismo implica adaptarse a las normas de convivencia del grupo tanto en la ruta y fuera de ella, es muy importante el compromiso de cada miembro a la hora de asistir a las actividades programadas y el sentido de colaboración será fundamental para su permanencia.

VTM MEDIA CILINDRADA

2- SIEMPRE TENDRÁ UN GUÍA

Desde el momento en que se crea un club de motociclismo con fines recreativos, uno de los puntos más importantes es la planeación de las actividades por lo que siempre se contará con un presidente, líder, guía u organizador que cuenta con un comité de apoyo quienes definen todos los detalles para hacer de cada rodada una experiencia agradable para todos. Aspectos básicos como ruta, tiempo, dificultad, presupuesto, alimentación, alojamiento entre otros son puntos que en un club nunca se dejarán al azar de la ruta.

3- MAS ALLÁ DEL SIMPLE – RODAR POR RODAR-

Las rodadas siempre tienen un propósito, un fin común y es por esto que los clubes tienen una gran acogida  a la hora de disfrutar de la moto y es que rodar deja de ser el simple acto de desplazarse de un punto A a un punto B, para encontrarse con toda una experiencia ya sea desde la actividad más elemental como conocer un nuevo restaurante, fiestas temáticas, tours todo incluido, hasta actividades de responsabilidad social.

4- CONTROL DEL GASTO

En un club de motociclismo siempre encontraremos el interés de beneficiar a todos sus miembros mediante precios accesibles que se logran a través de convenios entre los organizadores y los lugares donde se desarrollan las actividades. Durante el proceso de inscripción se publican los costos por piloto llegando a un nivel de detalle tan exacto que se puede calcular el costo de la gasolina, los alojamientos, la alimentación, los derechos de ingreso y salir a rodar sin preocuparse por exceder el gasto.

En adición al control del gasto también podremos ahorrar gracias al acceso a descuentos especiales, Los Clubes de motociclistas tienen la particularidad de ser objetivo de interes para las marcas y esto hace que a través de sus lideres se puedan acceder a descuentos especiales en puntos de servicio técnico, tiendas de accesorios y cuando se trata de eventos las marcas apoyan estas iniciativas con patrocinios.

5- NOS GUSTA LO MISMO Y HABLAMOS EL MISMO IDIOMA

Intente explicarle a un propietario de una R1 por qué es mejor una R1200GS o comparta su última experiencia a 260 km/h con el propietario de una vespa y entenderá el por qué de los clubes. Por lo general los clubes tienen un concepto definido, puede ser un cilindraje específico, puede ser una marca de motocicletas única, también se encuentran clubes por genero, por estilo de conducción, por estilo de motocicleta y hasta por preferencias a la hora de bajarse de su moto. Usted puede encontrar clubes a los que debe acceder mediante una solicitud especial y un proceso de “admisión”, en nuestra comunidad motera siempre encontrará un club de puertas abiertas para recibirle, así como también algunas puertas cerradas y al final siempre se tratara de lo mismo, disfrutar su moto.

KLR

6- HAY NORMAS Y SE RESPETAN

Si usted es de aquellos motociclistas que disfruta adelantar en curvas, sorprender a sus compañeros por el lado que no se esperan, demostrar lo buen piloto que es raspando los posa pies en asfalto y por qué no la “rodilla al piso” probablemente en un Moto Club lo inviten a acoger las normas ya establecidas, aprendiendo sus códigos de comunicación durante la rodada sabrá de los riesgos que trae la ruta, será parte de una “manada” en la que cada uno cuida del otro, por lo que no vale la pena que se desgaste llamando la atención pues es muy seguro que dentro de ese club donde todos se comportan bajo un mismo código, existan motociclistas con más experiencia y pericia, así que adapte la conducción del grupo y disfrute de su rodada.

los mas

7- SIEMPRE HAY ALGO PARA HACER

Gracias a las redes sociales hoy en día es muy fácil estar al tanto de las actividades de los clubes contando con grupos de chats, foros de internet, paginas sociales entre otras herramientas de comunicación que permitiran conocer los detalles de la próxima rodada y en algunos casos de éxito con clubes de trayectoria, usted podrá encontrarlos en el punto de reunión el mismo dia de la semana y a la misma hora y más cumplidos que si fueran a misa, así que en un club no tendrá la típica excusa de algunos “es que nunca invitan”.

8- UNIDOS EN LAS BUENAS Y EN LAS MALAS

Una de las cosas más extraordinarias de ser miembro de un club de motociclistas es que la unión los convierte en una familia donde siempre encontrará alguien dispuesto a ayudarle. Situaciones como “estoy varado en mi casa y no he podido salir” son fácilmente solucionables gracias al club donde se encuentran  miembros desinteresados con una frase de “donde esta? ya voy para alla”. En caso de accidente durante una rodada hay un comité de apoyo que garantizará su acompañamiento al menos hasta que un organismo de apoyo llegue al lugar; en conclusión ser parte de un club le brindará una sensación de seguridad reconfortante.

varada

9- APRENDIZAJE COLABORATIVO Y SIN COSTO

Ha sufrido alguna vez de la usura de algún mecánico sin escrúpulos que le cobra un “riñón” por algo que podría hacer usted mismo en cuestión de minutos? Seguro que esta característica de los grupos le va a gustar. Por lo general los clubes reúnen motociclistas con máquinas de características similares y cuando no es así de igual manera se cuenta con una “Inteligencia” colectiva que siempre es útil a la hora de responder esas preguntas incómodas por lo obvias o tontas que puedan sonar como “Donde miro el nivel de aceite de mi moto” o “cuál será la presión de mis llantas”, también las monótonas preguntas sobre la mejor marca de x o y, pues siempre, siempre se encontrará con alguien deseoso de hacer su mejor recomendación.

10- MEJORA SU VIDA SOCIAL

Si, definitivamente en los moto clubes además de todo lo mencionado anteriormente, este es en mi opinión el factor de éxito de un club de motociclistas y es que en un mundo totalmente digitalizado tener la oportunidad de interactuar con personas que les guste lo mismo y cara a cara es un verdadero privilegio. Ser parte de un club de motociclistas permite interactuar con otros motociclistas que tienen rasgos en común, temas de conversación afín, intereses compartidos y siempre encontrará ese fuerte deseo de compartir experiencias en dos ruedas, sin duda en  los clubes se crean amistades donde pueden resultar fuertes lazos trascendiendo al mismo motociclismo generando experiencias de vida únicas e inolvidables.

Después de leer el anterior artículo, podrá hacerse una idea de lo que significa rodar con un club y antes de sacar sus propias conclusiones lo invito a leer mis dos próximos artículos que contrastarán con la idea de tener una membresía motociclistica.

– Nadie nos quita lo viajado –