Archivo de la etiqueta: Rutas

RUTA EN MOTO AL SUMAPAZ

Como motociclistas de aventura con raíces en la ciudad siempre estamos buscando rutas y lugares que nos permitan vivir una auténtica aventura bajo el desafortunado límite del tiempo. Gracias a la vida misma tenemos familia, empleos, emprendimientos y responsabilidades que no nos permiten la libertad de empacar nuestra vida en una maleta y encender nuestra moto sin rumbo ni regreso asegurado. Bajo esta condición se hace imperativo vivir nuestra pasión con todos los ingredientes de una verdadera aventura aunque en algunos casos solo contemos con un día para meternos en problemas  y ver de qué estamos hechos, aunque sea por un instante y es por esto que hoy les compartimos una de las más hermosas rutas de aventura a tan solo unos pocos kilómetros de Bogotá.

KTM 990 - Ruta en moto al Sumapaz
KTM 990 – Ruta en moto al Sumapaz – © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas

El páramo de Sumapaz es un tesoro invaluable, un verdadero Santuario de la naturaleza donde nace la vida a cada instante y en el que el agua es sagrada; sin entrar en tecnicismos sacados de Wikipedia solo debo decir que si se anima a visitar este lugar, por favor no atente en contra del ecosistema buscando una foto con su moto a cambio de unos cuantos likes, recuerde que  este lugar ha necesitado siglos de aislamiento humano para poder conservarse y brindarle una experiencia de contemplación  inolvidable, así que evite la tentación de atravesar sus campos y disfrute de la carretera que esta perfecta para divertirse sin alterar el frágil ecosistema que habita en este lugar.

Rodada al Sumapaz en Moto
Rodada al Sumapaz en Moto © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas

 

LA RUTA:

Llegar es muy sencillo, tanto que no necesita un guía, ni un GPS ni waze ni nada, solo salga por la vía a Villavicencio y a la altura del cruce de Yomasa tome la vía al sur, esto es hacia Usme.  Si viene de la avenida  Caracas siga derecho y no se desvíe y si viene de la Avenida Boyacá a la altura del cruce  Yomasa gire a la derecha. Al final del post encontrará el track en Google  maps para su ubicación.

La vía al Sumapaz cuenta desde su inicio saliendo de Usme, con unas curvas entretenidas, cerradas y de velocidad media pues esta vía es de doble sentido y uno nunca sabe que viene al otro lado de la curva así que ruede tranquilo, al ritmo de sus capacidades.

Al cabo de un par de kilómetros ya experimentará la paz que se respira en una reserva natural donde no encontrará más que bosques y un paisaje sorprendente y en especial por estar tan cerca de Bogotá. Luego de unos 30 km de curvas y paisajes la carretera se destapa sin aviso, de la manera que sucede en Colombia, algunos baches e irregularidades en curva cuando de repente ya estamos en terreno destapado, donde lo mejor será desactivar ABS y control de tracción si su moto lo trae.

KTM 990 y F800GS en la Ruta al Sumapaz © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas
KTM 990 y F800GS en la Ruta al Sumapaz © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas

Este es un recorrido de páramo y esto ya le debe indicar que puede encontrarse con un sol brillante o una interminable lluvia que en cualquiera de los casos será acompañado del frío así que lo mejor es que se preparé llevando su liner térmico e impermeable y si va acompañado, usted quedará como un rey si en su maleta lleva un termo con café o aguadepanela!

La ruta en condiciones secas permite divertirse con la velocidad gracias sus curvas perfectamente trazadas, aún bajo la lluvia son muy seguras de manera que podrá ir a buen ritmo. En condiciones de fango y lluvia recuerde que la inercia de su moto es la que mantiene el balance y si desacelera podrá ir al piso fácilmente así que mejor mantenga las revoluciones ARRIBA!

Llegar a la laguna es una de las metas y es en se lugar dónde podrá descansar y observar en paz este paraíso cubierto de frailejones en paz y armonía y porqué no un café, ese que debería traer en su maleta porque AFORTUNADAMENTE en este lugar NO HAY NADA,  y si va a rodar con algún amigo de aquellos que solo sabe de Juan Valdez,  mejor adviértale que no hay nada e invítelo a “disfrutar sin nada”.

Lo mejor de la aventura es compartirla con amigos, © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas
Lo mejor de la aventura es compartirla con amigos, © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas

Continuando hacia adelante la ruta lo llevará a lo largo del páramo más grande del mundo donde no es sorpresa encontrarse con cuerpos de agua a unos cuantos centimetros de su paso, también encontrará un batallón del ejército Colombiano con unos jóvenes muy amables que le permitirán el paso después de un cordial saludo y eventualmente responder un par de preguntas sobre a donde se dirige.

San Juan de Sumapaz es una pequeña vereda habitada por personas tranquilas y silenciosas con algo de incertidumbre por su visita pero siempre dispuestas a brindarle la mejor atención, así que acérquese,  hable con ellos y comparta una conversación donde seguro aprenderá algo nuevo. Recuerde que al salir del asfalto su capacidad de adaptación se hace más importante así que “a donde fueres, haz lo que vieres” y por favor coma con humildad y respeto lo que en el lugar le ofrezcan.

En este punto puede detenerse largo y regresar por la misma vía para estar en casa a la hora del almuerzo, o puede continuar su aventura haciendo un circuito que lo llevará de regreso a Bogotá a lo largo de unos 350 km de rutas mixtas principalmente Off Road conectando con Cabrera,  Venecia, Pandi, Arbeláez, Fusa, Sibate para llegar finalmente  Bogotá. Si usted inicia el circuito a las 7:00 am estará en casa sobre las 4:00 pm dependiendo de su velocidad  y el número de personas que lo acompañen.

Entre San Juan y Cabrera se encontrará con una ruta un poco más técnica, con curvas más cerradas en un camino estrecho y con descensos intermedios que si se descuida con la velocidad puede darse algún susto en curva, nada que no se pueda controlar con un ritmo prudente pues no es una ruta difícil,  aun en condiciones de agua es divertida. Lo que puede subir el nivel de  dificultad es la distancia si no se está preparado mentalmente para un recorrido largo.

La vía Cabrera – Pandi – Arbelaez es algo más técnica, no por el destapado pues en esta sección es MIXTO con diferentes niveles de destapado y secciones asfaltadas con muchas fallas geológicas, desniveles y baches en ruta que pueden ocasionar dificultades al trazar una curva de velocidad; Imagínese una curva de buena velocidad e inclinación  encontrándose a la mitad con un sección destapada o un inadvertido hueco; así que mucha atención al trazar estas curvas con buena anticipación.

Pandi puede ser un lugar para almorzar y detenerse a descansar, para luego continuar hacia Arbeláez, una nueva sección Off Road aun más técnica que las anteriores, con caminos más estrechos y escarpados donde el terreno rocoso puede causarle más vibraciones a sus llantas y en consecuencia a su dirección causándole más agotamiento y estres;  bajarle un poco la presión a sus llantas mejorará su dominio en este terreno, eso sí, sin excederse porque podrá en riesgo sus rines y abrirá más posibilidades a un pinchazo.  En esta sección nos encontramos con una estrecho cañón que divierte la vista al pasar muy cerca del borde debido a lo estrecho de la vía y que finalmente nos lleva a Arbeláez para despedirnos del asfalto y emprender nuestro regreso a Bogotá a lo largo de una divertida ruta de curvas pronunciadas que conectan Fusa con Bogotá por la vía a Sibaté.

Una ruta con el mejor paisaje que se puede disfrutar sin mayor exigencia técnica, en compañía de un par de buenos amigos y porqué no sólo, finalmente nuestra pasión por la aventura en dos ruedas es de esas  pocas cosas que nos conecta con nosotros mismos sin más y mejor compañía que la de nuestras motos.

Páramo del Sumapaz - © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas
Páramo del Sumapaz – © Derechos de fotografía Capital Rider/Johanna Rojas

Aca les dejo el track en google maps. Nos vemos en la ruta

 

MIRANDO AL SUR – VIAJE EN MOTO BMW MOTORRAD F800GS

MIRANDO AL SUR

Un recorrido lleno de magia por los lugares más hermosos de nuestro sur, el sur de Colombia donde cada kilometro nos llena el corazón de emoción, nuestros ojos se maravillan de la diversidad y nuestro saber crece con cada regalo recibido al interactuar con tantas culturas en un sólo país.

No hace falta recorrer miles de kilómetros para vivir un gran viaje, así como no es más “motero” quien viaja fuera de nuestro país cuando lo que cuenta es la huella que dejamos en cada lugar que visitamos, las conversaciones con desconocidos, VIVIR UN INSTANTE con la gente que nos recibe, olvidarnos de los navegadores, perdernos, viajar sin reservas y sin competir contra el cronómetro; esto es más reconfortante que “checkear” waypoints en un GPS. Viajamos con el corazón mirando al sur.

Un viaje de diversidad cultural, acentos que definen territorios y paisajes que marcan el carácter de cada región.

DIA 1 y 2. El paseo a Cali

Al iniciar un viaje en moto tenemos la oportunidad de decidir si lo que queremos es un “paseo” o un “viaje” entendiendo como paseo el desplazamiento de un punto A a un punto B disfrutando del paisaje y la carretera con horas de partida y llegada preestablecidas, mientras que un viaje es aquel donde nos sumergimos en nuevas culturas, abrimos las puertas a lo inesperado en donde todo puede pasar. El viaje a diferencia del paseo no tiene horas de llegada, en algunas ocasiones los viajes no cuentan con reservas y en todos los casos el objetivo final es llenar nuestra cabeza de un nuevo conocimiento basado en las experiencias que cada lugar nos entrega a través de su gente y entorno. Siendo así, lo que hemos hecho entre Bogotá y Cali ha sido un paseo en moto muy agradable que en cualquier caso veríamos la necesidad de atravesar la cordillera y en esta oportunidad la ruta escogida fue el paso por el Alto de Letras.

Iniciando nuestra salida por la Calle 80 nos dejamos llevar por la emoción de la velocidad en una vía que vergonzosamente se conoce como “Villetodromo” y que va desde el Puente de Guadua en la salida de Bogotá hasta Villeta, a través de bellas montañas sintiendo los primeros cambios de clima al subir el Alto del Vino con su acostumbrada niebla y frío, para estar en cuestión de minutos en el confortable calor de La Vega. En esta sección del paseo la vía nos permite una buena velocidad con trazados de curvas muy divertidos que nos mantienen la atención concentrada en la técnica y la inclinación de nuestra moto. Esta ruta la recuerdo con especial afecto porque fue de las primeras rutas que hice en una moto de alto cilindraje gracias a la orientación y compañía de un gran amigo, Diego Camargo a bordo de su ER6N quien me presentaba un camino sin saber que varios años después seria mi forma de vida.

Luego de un aburrido recorrido por causa de la fila de vehículos entre Villeta y Guaduas iniciamos un agradable tramo hasta Honda donde paramos a orillas del Magdalena observando la procesión de vehículos en plan de paseo de temporada alta que no deja de ser algo agobiante y que no me acostumbro pues gran parte de mis viajes han sido en temporadas de bajo turismo.

Continuamos desde Honda hacia Mariquita donde hacemos la parada típica en busca del pan aliñado y un buen café antes de iniciar un fantástico ascenso lleno de curvas de diferentes trazados, algunas de radios decrecientes que invitan a llevar nuestra moto al limite en una combinación única de adrenalina y gusto por el paisaje, esto es entre Mariquita y Fresno.

Padua es una parada mandatoria por tratarse del primer pueblo de la región cafetera que nos recibe con su agite comercial entre caficultores, compradores y vendedores, transportadores en sus Willys y todo un movimiento que nos da la bienvenida a uno de los departamentos más bellos del país, Caldas.

En este punto iniciamos un ascenso pronunciado muy cerca del nevado del Ruiz con destino a Manizales, no sin antes detenernos por una agua de panela con queso en un parador tradicional de la ruta, atendido por sus propietarios con alimentos preparados con sus propias manos y que cada visitante es atendido como un rey, hablo del parador  EL OCHO y que queda en la intersección vía el Nevado del Ruiz y que NO ES el parador construido en guadua perfectamente diseñado para los turistas del exterior donde su atención es impersonal y poco amable.

Manizales es una ciudad para visitar con el tiempo necesario, se debe pasar al menos una noche para conocer su encanto en el centro y respirar un ambiente de cultura muy especial, el  Corredor Polaco en la catedral es un lugar maravilloso y que en esta ocasión no tuvimos la oportunidad de visitar porque teníamos una meta de pocas escalas, llegar a Cali con la luz del día.

Entre Manizales y Cali hay diversas opciones de llegar con más o menos escalas; Yo siempre he hecho este tramo pasando por Santa Rosa de Cabal – Pereira – Armenia – La Tebaida – Buga – Cali, pero en esta ocasión dedicamos cortar el trazado en Pereira atravesando la ciudad por la vía a Cartago pasando por Puerto Caldas – Cartago – Obando – La Victoria – Buga  – Palmira – Cali.

Nuestra visita a Cali fue matizada por el ambiente de feria y este año la alcaldía del señor Armitage mostró un esfuerzo por presentar la ciudad bellamente iluminada, con eventos culturales de acceso libre al publico en total armonía y organización. Las Tascas siempre serán un lugar perfecto para escuchar la música emblema de esta ciudad, en esta ocasión tuvimos la oportunidad de disfrutar de diversas manifestaciones artísticas y musicales del Pacifico Colombiano.

En Cali como toda gran ciudad se encuentran zonas de visita obligada para probar sus delicias gastronómicas y por supuesto no podía faltar un buen pescado o cazuela de mariscos en el parque de la Alameda donde el restaurante FOGON DEL MAR es una de las mejores opciones. Pasear por la ciudad incluye un helado de paila en el barrio San Fernando, visitar el monumento a Cristo Rey, un Cholao frente a las canchas Panamericanas y una buena cena en el parque del perro o un par de buenos tragos en Granada, para mi en Bourbon St por favor; Esto no es ni la mitad de lo que se puede disfrutar en Cali pero  si pueden ser buenas referencias para su próxima visita a la sucursal del cielo.

Viaje en moto a Bogota - Cali
Viaje en moto a Bogota – Cali

DIA 3. Inicia nuestro viaje

A mediados del 2011 tuvimos la oportunidad de visitar Popayán en un bello recorrido en moto que hicimos con un pequeño grupo de amigos moteros con el fin de “quemar fiebre” de eventos moteros, por lo que nos pegamos el viaje hasta Cali para ser parte de una procesión de mas de 200 motos de alto cilindraje rumbo a Popayán, una de esas rodadas con presidentes, vicepresidentes, fiscales, suplentes etc, donde pensamos que seríamos parte de algo, pero la verdad es que no hicimos parte de nada, seguramente porque no comulgamos con esta clase de “logias” casi “sectas” donde todos van tras de alguien que ni conocen; Un viaje en el que no veriamos Popayán como debía ser, despacio y con los ojos bien abiertos.

Popayán es una ciudad que huele a historia, su pasado aún la adorna y su movimiento en las calles dice que esta mas viva que ninguna. El centro de Popayán es hermoso y vale la pena dejar la moto a un lado y recorrer sus calles a pié, perdiéndose, preguntando y hablando con sus habitantes, probar sus empanadas de pipían con ají de maní mientras se visitan lugares como el puente del humilladero, la Catedral y sus iglesias que se resistieron a la fuerza del terremoto que lleno de tragedia esta hermosa tierra a mediados del 83.

Viaje en moto a Popayan
Viaje en moto a Popayan

Nuestro día 3 es un día de sorpresas en carretera, es el día en el que algunos mitos se han desvirtuado, como el nivel de dificultad de la vía Cali – Pasto, pues en mi opinión es una ruta fácil y transitable que en moto se goza aun más por sus curvas y paisajes. Si usted tiene dudas de como es la carretera en sus pasos “más difíciles” debo decirle que es como viajar a Honda desde Villeta. Curvas lentas, doble linea continua por varios kilómetros y camiones o buses que de vez en cuando bajan mucho el ritmo de conducción, pero no es nada atemorizante o difícil de hacer; Un tip para disfrutar de rutas congestionadas o ligeramente estresantes es conectarse con su música, a través de unos buenos intercomunicadores y mejor aún si va a acompañado, conversar con su acompañante de los detalles de la ruta. En nuestro caso contamos con los Intercomunciadores SENA 10S que en definitiva hacen la diferencia por su calidad de audio y autonomía de carga. No podríamos dejar pasar este viaje sin hacer referencia a estos equipos que hacen de nuestro viaje una mejor experiencia.

Intercomunicadores SENA Colombia
Los Intercomunicadores SENA nos conectan con nuestra pasión

Luego de despedirnos de Popayán nos dirigimos hacia la Laguna de la Cocha. A lo largo de una ruta serpenteante de curvas rápidas y entretenidas llegamos al Bordo, un lugar caluroso y seco que nos ofrece la oportunidad de detenernos para hidratarnos y descansar un poco. Aun nos falta recorrido hacia La Cocha, pero la energía se mantiene arriba y el trazado Cali Popayán que algunos decían muy duro realmente es muy confortable y sobre todo disfrutable.

El recorrido entre El Bordo y la Laguna de la Cocha es simplemente fantástico, con un paisaje montañoso en el que se pueden apreciar cañones a lado y lado de la carretera, curvas perfectas para los amantes de las dos ruedas y en la última sección donde el color de las montañas cambia se empieza a experimentar una atmósfera diferente, algo que no podríamos describir con palabras pero que nos indica que estamos al sur de nuestro país, el color de la luz,  las montañas, el aire y el acento de sus pobladores es tan especial que empezamos a enamorarnos de esta bella región.

Viaje en moto a la Laguna de la Cocha - BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto a la Laguna de la Cocha – BMW Motorrad Colombia F800GS

El Encano. El verdadero encanto de La Cocha

Sin duda alguna el lugar que se ha llevado el protagonismo de este viaje es El Encano, una vereda a orillas de la Laguna de la Cocha donde habitan menos de 500 personas es simplemente encantador. Cuando la ola de turistas armados de celulares y sedientos de selfies se ha ido queda en verdadero encanto de El Encano, un muelle en el que por cada familia hay una canoa como principal fuente de trabajo y medio de transporte. Las casitas fabricadas en madera permanecen con las puertas abiertas día y noche y la música folklórica es la que domina el ambiente, acá un regaetton simplemente esta totalmente fuera de lugar. El hervido con licor o un canelazo suben la temperatura y ese acento propio de sus pobladores es fascinante. Samuel Miramag es un hombre tímido y amable, lleno de conocimientos de su cultura nos comparte algunos de los hábitos y normas que rigen la comunidad y es así como entendemos por qué todas las puertas permanecen abiertas, por que no vemos borrachos en cada tiendita y como la actividad fluvial funciona en un orden perfecto. También nos da algunos “tips” sobre el cuy, la preparación del hervido y algunas recomendaciones sobre la ruta El Trampolín de la muerte.

Viaje en moto a la Laguna de la Cocha - BMW Motorrad F800GS
Viaje en moto a la Laguna de la Cocha – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto a la Laguna de la Cocha - BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto a la Laguna de la Cocha – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto a la Laguna de la Cocha - BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto a la Laguna de la Cocha – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto a la Laguna de la Cocha - BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto a la Laguna de la Cocha – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto a la Laguna de la Cocha - BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto a la Laguna de la Cocha – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto a la Laguna de la Cocha - BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto a la Laguna de la Cocha – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto a la Laguna de la Cocha - BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto a la Laguna de la Cocha – BMW Motorrad Colombia F800GS

A La Cocha veníamos con intenciones de montar carpa y pasar la noche al lado de la mítica laguna pero como todo en Colombia, cada metro de tierra tiene dueño y en esta ocasión los lugares aptos para camping son propiedad de algunos hoteles, chalets y fincas privadas que no están interesadas en recibir un par de campistas; sin embargo en El Encano hay diversos hostales muy confortables a precios cómodos con la ventaja de poder interactuar con sus pobladores y poder ver de primera mano como funciona esta pequeña y encantadora comunidad cuando el turismo ya se ha ido.

Vista interior de alojamiento en El Encano
Vista interior de alojamiento en El Encano
Vista interior de alojamiento en El Encano
Vista interior de alojamiento en El Encano

 

Viaje en moto a la Laguna de la Cocha - BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto a la Laguna de la Cocha – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto a la Laguna de la Cocha - BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto a la Laguna de la Cocha – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto a la Laguna de la Cocha - BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto a la Laguna de la Cocha – BMW Motorrad Colombia F800GS

DIA 4. El Trampolín de la muerte

Son tantas las historias y los videos fatalistas sobre la carretera que comunica Pasto con Mocoa en el Putumayo que desde hace años queríamos conocerla personalmente y por que no desmitificar su nombre. El Trampolín de la muerte es una carretera que bien podría llamarse el TRAMPOLIN DE LA VIDA gracias a la cantidad de nacimientos de agua y BioDiversidad entre sus montañas. Su paisaje es único así como las condiciones de su carretera.

¿Por qué de la muerte?

Trampolín de la muerte en moto Pasto - Mocoa - BMW Motorrad Colombia F800GS
Trampolín de la muerte en moto Pasto – Mocoa – BMW Motorrad Colombia F800GS

Esta no es una respuesta basada en Wikipedia o en la historia de la ingeniera de vías del país, es  una simple respuesta a partir de mi experiencia. Esta mal llamada carretera tiene como principal peligro su gente, si, la gente que transita a diario a través de sus kilómetros, especialmente conductores de camionetas blancas al servicio de compañías privadas y estatales, micro buses intermunicipales y camiones de tamaño medio, esos conocidos genéricamente como “NPR”. Esta vía cuenta con CAMBIOS anticipados en cada curva donde no cabrían dos carros, en algunos casos ni siquiera un carro y una moto. Los cambios son espacios de espera, pequeñas dilataciones con el espacio suficiente para que un vehículo se abra y ESPERE al lado de la vía mientras pasan los que vienen en el sentido opuesto. Según las reglas de este paso, la prioridad la tienen quienes vienen subiendo, es así como a lo lejos podríamos ver los vehículos en ascenso y esperar a que pasen para luego continuar. El problema es que los vehículos locales NO RESPETAN estos pasos poniendo en riesgo la vida de los demás al lanzarse sin temor alguno a lo que pueda venir de frente y para nuestro caso en dos ruedas, sobre una moto que bien pasa de los 200 kilos, más copiloto más equipaje pretender dar una reversa puede ser un gran problema.

Trampolín de la muerte en moto Pasto - Mocoa - BMW Motorrad Colombia F800GS
Trampolín de la muerte en moto Pasto – Mocoa – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Trampolín de la muerte en moto Pasto - Mocoa - BMW Motorrad Colombia F800GS
Trampolín de la muerte en moto Pasto – Mocoa – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Trampolín de la muerte en moto Pasto - Mocoa - BMW Motorrad Colombia F800GS
Trampolín de la muerte en moto Pasto – Mocoa – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Trampolín de la muerte en moto Pasto - Mocoa - BMW Motorrad Colombia F800GS
Trampolín de la muerte en moto Pasto – Mocoa – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Trampolín de la muerte en moto Pasto - Mocoa - BMW Motorrad Colombia F800GS
Trampolín de la muerte en moto Pasto – Mocoa – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Trampolín de la muerte en moto Pasto - Mocoa - BMW Motorrad Colombia F800GS
Trampolín de la muerte en moto Pasto – Mocoa – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Trampolín de la muerte en moto Pasto - Mocoa - BMW Motorrad Colombia F800GS
Trampolín de la muerte en moto Pasto – Mocoa – BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Trampolín de la muerte en moto Pasto - Mocoa - BMW Motorrad Colombia F800GS
Trampolín de la muerte en moto Pasto – Mocoa – BMW Motorrad Colombia F800GS

Los abismos son una constante en esta ruta que entre San Francisco y Mocoa esta llena de gravilla sin compactar y piedra suelta, de manera que frenar a bajas velocidades con el freno delantero puede ser un error, lo mismo que estar buscando el piso con los pies para encontrar apoyo pues al ser una ruta destapada es totalmente irregular con un desnivel permanente y los motociclistas  que acostumbran a “buscar el piso” con sus pies, los de baja estatura o con motos altas podrían llevarse un mal rato.

El paso de quebradas es divertido, siempre y cuando no haya una creciente y por favor si se decide a atravesar estas quebradas cuando están más crecidas de lo normal hágalo con toda la seguridad y no frene ni desacelere porque se puede enfrentar a serios problemas, en esta ocasión tuvimos que ver un Renault Clio atascado y una motocicleta en la mitad de una quebrada por desacelerar en la parte mas intimidante.

Los derrumbes son permanentes encontrándonos con un mismo  alud de tierra en diferentes niveles gracias a que esta carretera es circular haciendo una especie de espiral eterno que nos hace sentir que ya hemos pasado el mismo lugar 10 veces.

Después de llegar a Mocoa continuamos nuestra avanzada hasta San Agustin a lo largo de una carretera solitaria, 100% asfaltada, con algunas curvas de peligro debido a fallas geológicas, depresiones o baches que a un piloto desprevenido podrían costarle desde dañar un rin, pasando por una llanta estallada, hasta algo peor, así que si usted tiene planeado hacer este recorrido bájele a las revoluciones, disfrute de un paisaje único en Colombia y tenga precaución en cada curva entre Mocoa y Pitalito.

Nuestra llegada a San Agustin me recordó la llegada a poblaciones como San Gil en Santander o Montenegro en Quindio. La bienvenida esta a cargo del “perfecto caos turismero” característico del crecimiento informal de una industria sin ley  que en pequeñas poblaciones se apodera de sus habitantes convirtiéndolos en vendedores informales, asesores turísticos de esquina, “patinadores” ofreciendo hoteles, motociclistas sin casco ni luces, jóvenes en bicicleta persiguiendo turistas perdidos donde la belleza del municipio la determina la exhibición de las tiendas de artesanías.

San Agustin es un lugar que se debe visitar en 3 días. Esta es la indicación que se recibe en el hotel y parece ser una frase muy común entre los que prestan servicios turísticos  y que en nuestro caso no podríamos seguir al pie de la letra pues teníamos un itinerario que cumplir y en este lugar nuestro objetivo era conocer  el parque arqueológico de San Agustin.

Viaje en moto Bogota - San Agustin BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – San Agustin BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto Bogota - San Agustin BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – San Agustin BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto Bogota - San Agustin BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – San Agustin BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto Bogota - San Agustin BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – San Agustin BMW Motorrad Colombia F800GS

El parque Arqueológico de San Agustin es un lugar mágico en si mismo y usted no necesita ser parte de un grupo de turistas guiado para apreciar toda su belleza y valor histórico. Los guías son los “sabios” interpretes de estas milenarias figuras talladas en piedra, que con un toque de creatividad y algo de ficción otorgan significado a cada obra haciendo referencia a la guerra, al amor, al sexo, a la procreación y de manera especial a los extraterrestres y en este sentido vale la pena dejarse sorprender por su propia imaginación entendiendo que la cultura de San Agustín es materia de estudio científico sin encontrar aún respuestas que descifren sus enigmas.

DIA 5. Desierto de la Tatacoa

La Tatacoa es uno de nuestros lugares favoritos, siempre buscando diferentes maneras de llegar y en cada una descubriendo el encanto de la región del Huila que aunque no me vio crecer, si me ha visto rodar y vivir sus hermosos paisajes.

La ruta entre San Agustin y La Tatacoa es una ruta perfectamente trazada con ligeras variaciones geográficas a lo largo de la ruta trazando curvas entretenidas para la velocidad y rectas de descanso que invitan a relajarse mientras se aprecia el río Magdalena con toda su imponencia. La vista del embalse de Betania combinada con la ruta hacen de este tramo uno de recorridos mas atractivos que se pueden hacer en moto por Colombia.

Cuando decidimos disfrutar de la vida en moto dejamos de planificar con calendarios en mano y nos entregamos a la aventura muchas veces ignorando las temporadas altas y bajas donde el turismo cambia el entorno y en esta ocasión nos hemos encontrado con una Tatacoa nunca antes vista.

Filas de carros familiares con música a alto volúmen y el caos vehicular causado por quienes se creen dueños del camino hicieron de nuestra llegada algo agotador, sumado al hecho de no encontrar fácilmente ranchos para camping con cupo disponible y aquel rancho que desde 2010 venia visitando con regularidad había aumentado su capacidad hotelera haciendo de la zona de camping un parqueadero para mas de 20 carros y al que no le cabía uno mas, con algunos visitantes eufóricos por el reguetton, camionetas de vidrios oscuros y whisky que amenizaban el lugar.

La Tranquilidad, es un hostal tipo “Rancho” que hace honor a su nombre y en el que pudimos acampar tranquilamente por dos noches compartiendo a distancia más que prudente con algunos extranjeros cuya actividad mas peligrosa era leer un libro o conversar bajo la luna en total paz y como lo dije anteriormente, tranquilidad.

Viaje en moto Bogota - La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto Bogota - La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto Bogota - La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto Bogota - La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto Bogota - La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota - La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto Bogota - La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS

Tal vez lo más grato de nuestro paso por la Tatacoa fue poder compartir con mi esposa una ruta que ella desconocía y por supuesto no sabía el porque de mi preferencia. En cada curva pude compartirle  mi gusto por esta región con la gran oportunidad de ser fotografiado por su lente y este sin duda fue el mejor regalo que ella pudo hacerme durante nuestro viaje.

Este viaje es apenas un avance hacia algo mas grande y ambicioso. Se trata de descubrir una Colombia que desde mi niñez me preguntaba como sería, quien viviría en medio de todo ese verde que mostraba el atlas y sobre todo tan alejada de “mi ciudad”.

Viaje en moto Bogota - La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto Bogota - La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto Bogota - La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto Bogota - La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS

 

Viaje en moto Bogota - La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS
Viaje en moto Bogota – La Tatacoa BMW Motorrad Colombia F800GS

 

10 Cosas que hacen de rodar con amigos la mejor aventura

10 Cosas que hacen de rodar con amigos la mejor aventura.

Antes de hablar sobre disfrutar de la moto  con los amigos sin ser propiamente un club, tuve que comenzar diferenciando esta experiencia con la de rodar como miembro de un club (Ver articulo) que si bien comparten algunos rasgos presentan grandes diferencias. Por qué dedicar tiempo a esto? Porque cuando usted está iniciando su hobby en dos ruedas es difícil encontrar puntos de referencia imparciales que le presenten un panorama amplio de como disfrutar su moto y debido a esta falta de información puede vincularse al grupo equivocado, salir con amigos muy experimentados que excedan sus capacidades o decidir salir solo enfrentándose a situaciones que posiblemente aún no esté preparado. Es por esta razón que cuando hablo de disfrutar su moto, sin lugar a dudas el rodar con amigos es una gran oportunidad de hacer memorables sus aventuras en la ruta.

1. NO HAY PRESIDENTES NI ESTATUTOS

Un grupo de amigos moteros no necesita de un presidente, es más, me atrevería a decir que lo rechazan. Existen algunos clubes con pretensiones de ONG donde la estructura organizacional es tan importante que a veces supera el mismo interés por el motociclismo, por lo general cuentan con una constitución legal, unos estatutos, un presidente, un fiscal, un secretario, un suplente, un vocal, etc y hasta un gerente comercial con un reglamento tan elaborado que al leerlo solo dan ganas de incumplirlo, además de toda la parafernalia que como colombianos nos caracteriza a la hora de formalizar algo, otros más “sociales” con intereses políticos lo llevarán a cuanto evento político o marcha exista en favor de sus intereses porqué representan los “intereses” de todos los motociclistas, también hay clubes con enfoques comerciales donde todo se lo venden pero ni por el p.. Se le ocurra ofrecer algo porque lo pueden vetar y otros tan selectivos que lo rechazaran de un solo tajo si su moto no es de la misma marca y referencia que la del grupo y estos entre otros muchos rasgos de algunos clubes hacen que se formen GRUPOS DE AMIGOS que prefieren salir de la “comunidad” y disfrutar su moto sin presidencias, sin comités, nada de estatutos, ni códigos y sin obligaciones más allá de compartir la mejor experiencia a bordo de su moto.

2. TODOS SE CONOCEN

Un grupo de amigos por lo general no supera los 5 pilotos, siendo francos pues como somos moteros todos nos tratamos con tal camaradería que al recién llegado lo tratamos como un amigo de toda la vida; pero lo cierto es que un grupo de amigos grande, de esos que se conocen las novias y esposas, donde viven, en donde trabajan, cuál es su bebida favorita, como se llama su mascota o si alguno tiene alergias, reúne no más de 10 pilotos y al ser reducido comparado con un club, resulta formándose un vínculo de confianza de gran valor a la hora pensar en la seguridad y la integridad de cada uno, esta clase de rodadas de amigos es preferida por quienes buscan un trato más personal y reservado.

rodar con amigos en moto
Rodar con amigos en moto no requiere presidencias ni estatutos, solo pasión por rodar.

3. MÁS TIEMPO PARA DISFRUTAR

A la hora de rodar con amigos el tiempo se optimiza ya que al ser un grupo reducido las paradas técnicas como poner gasolina o calibrar presión de llantas toman menos tiempo, el servicio de los restaurantes es más rápido y el acostumbrado “ritual” de cada uno a la hora de ponerse su equipamiento y encender motos será tan ágil que los tiempos calculados le permitirán rodar y disfrutar por más tiempo.

4. FLEXIBILIDAD EN LAS PARADAS

A diferencia de rodar con un club donde las paradas son planeadas y en caso de necesitar detenerse resultará difícil avisar al líder del grupo, en una rodada de amigos se tiene mayor flexibilidad para esas paradas inesperadas como por ejemplo: la fotografía del grupo, el amigo que no tanquea oportunamente y necesita gasolina, el que olvida sincronizar su celular con el intercom, con un cielo ligeramente gris alguien debe parar a ponerse su impermeable, posiblemente al rato hace calor y este precavido piloto necesitará quitarse todo el equipamiento. Son tantas las paradas inesperadas que para un club sería inmanejable controlarlas mientras que al rodar con amigos esa tolerancia y flexibilidad en paradas no programadas siempre es bien recibida.

Rodar en moto con amigos permite hacer más paradas para compartir.
Rodar en moto con amigos permite hacer más paradas para compartir.

5. SE RECONOCEN EL “PASO”

No hacen falta las señales con la mano, no hay que sacar un pie para marcar un hueco, se reconoce el movimiento de cada piloto al punto de saber los tiempos y los espacios creados a la hora de adelantar en carretera en una perfecta coreografía. Aprender a conocerle “el paso” a los amigos es fantástico porque el grupo funciona como un equipo donde las “jugadas” ya son conocidas y los riesgos se minimizan, esta característica personalmente me encanta porque dejo de preocuparme buscando en los espejos a qué lado estará mi compañero, porque ya sé la ubicación de cada uno de mis amigos cuando se trata de llevar la moto a sexta a fondo en perfecta sincronización.

Rodar con amigos en moto.
Rodar con amigos en moto reduce riesgos en la ruta.

6. AMIGOS SIEMPRE A LA VISTA

Los amigos se cuidan y en una rodada nunca se perderá de vista el compañero que viene atrás, lo cual garantiza que si alguno no mantiene el ritmo del grupo o si se presenta alguna situación inesperada todo el grupo desacelerará o se detendrá para esperar al rezagado y en todos los casos cuando sea necesario detenerse, regresarán hasta el punto del piloto rezagado para colaborar así sea solo con su compañía. Esta característica de las rodadas con amigos también garantiza que no se tendrán los habituales extraviados de club que pierden la ruta, especialmente en los pueblos donde debido a sus largas filas de motos, los clubes pueden “dejar extraviar” a alguno; reitero en este punto que se trata de AMIGOS y no conocidos, pues un amigo nunca va a perder de vista a su compañero

rodar con amigos en moto
Rodar con amigos en moto nos brinda confianza y seguridad.

7. TRANQUILIDAD EN CASA

Libertad, esta es una de las palabras que mejor se asocian al motociclismo de aventura y No hay mejor manera de sentirla que cuando sabemos que en casa nos esperan nuestros seres queridos en tranquilidad porque saben que nos encontramos rodando con amigos. Los amigos son allegados a nuestras familias y son conocidos por su conducta en carretera además de saber a quien avisar en caso de algún imprevisto, los datos de contacto de los amigos siempre estarán al alcance de nuestras familias.

8. SIEMPRE DESTINOS NUEVOS

Así como los destinos preferidos por los clubes suelen ser los mismos por cuestiones de organización, capacidad y facilidades logísticas con un tiempo limitado para la rodada que por lo general se trata de 1 día, también encontrará que con un reducido grupo de amigos son mayores las opciones de destinos para disfrutar en moto, con niveles de dificultad mayores gracias a que se conocen sus capacidades, aumentando el tiempo del viaje, facilitando la elección de hoteles y lo mejor es que siempre encontrará en su grupo de amigos una particular obsesión por “nuevos destinos” que garantizarán experiencias inolvidables.

Rodar en moto con amigos
Rodar en moto con amigos permite descubrir nuevos destinos.

9. HASTA UNA VARADA SE DISFRUTA

Salir a rodar con los amigos es más que un evento, pues aunque se trate de una rodada de un día genera tantas experiencias memorables que siempre se recordará como una aventura y cada vez que veamos una foto o un video nos traerá los mejores recuerdos porque con amigos hasta una varada de disfruta.

Rodar en moto con amigos
Rodar en moto con amigos hace que hasta una varada se disfrute.

10. LA RUTA ES MÁS IMPORTANTE QUE EL DESTINO

Para quienes ya han rodado en clubes no es un secreto que el éxito en la convocatoria de sus rodadas está en en el lugar al que se va, que por lo general es un restaurante, pueblito o balneario mientras que para un grupo de amigos amantes del motociclismo de aventura el destino deja de ser importante para dedicarse a definir la mejor ruta en busca de nuevos caminos, nuevos paisajes siendo esto lo más valorado por el grupo.

Rodar con amigos en moto
Rodar con amigos en moto hace que la ruta sea la protagonista.

 

The Adventure Bogotá
The Adventure Bogotá

– NADIE NOS QUITA LO VIAJADO –

viajes en moto por Colombia
Logo Capital Rider

Ruta en moto por el valle del Magdalena

La Ruta en moto por el valle del Magdalena  inicia saliendo por la Calle 80, encendiendo motores preferiblemente a las 7:30 donde se debe tomar la salida de la Calle 80 con destino hacia Facatativa, para  luego iniciar un descenso sinuoso con tramos de doble linea continua que vale la pena considerar y dedicarse el tiempo de observar las montañas que en esta región son de especial belleza. Continuando el recorrido se dirige hacia Alban y unos cuantos kilómetros mas adelante encontrará una intersección que debe tomar hacia la izquierda con destino hacia Vianí, le recomiendo a partir de este punto tener cuidado con las irregularidades de la vía, se puede encontrar baches inesperados en curvas que pueden alterar su trayectoria y causarle un susto.  En esta zona se encuentra con frecuencia una niebla que nos ofrece un toque de intimidad y paz, mientras se siente el cambio de temperatura y la sensación de calidez aumenta en cada kilometro. Una vez se pasa por Vianí, se continua hacia San Juan de Rioseco, donde se puede hacer una pausa de hidratación para continuar por una carretera terciaria hacia el municipio de Pulí, lo especial de esta sección es la oportunidad de apreciar el río Magdalena desde las montañas.

Niebla en la vía Alban - Vianí
Niebla en la vía Alban – Vianí

 

En este punto inicia un descenso técnico que bien se podría hacer con llantas duales convencionales, sin embargo debo aceptar que las llantas de taco son ideales para gozarse las curvas en descenso. La sensación de descanso se siente en la parte final de este descenso cuando se observa una recta que conduce hacia la vía pavimentada que comunica con Nariño y Gramalotal, este ultimo un caserío donde se toma el Ferry Omaira tradicional icono de transporte fluvial  del municipio de Ambalema.

Paso en el Ferry Omaira sobre el Magdalena
Paso en el Ferry Omaira sobre el Magdalena

Luego de hacer una parada técnica a orillas de Ambalema, usted puede hacer un breve recorrido turismero entre antiguas casas que en una época fueron epicentro de desarrollo gracias a la industria tabacalera , centro de acopio de diversos productos provenientes de los puertos marítimos a través del río Magdalena y su importante conexión a través de la linea férrea, hoy abandonada y cubierta del paso del tiempo.

Después de esta parada en Ambalema en la que seguramente pudo tomar un buen respiro, puede buscar la salida hacia Cambao y doblar hacia su izquierda, esto es entrar a Cambao, pasar por la estación de policía y buscar la antigua ruta hacia Puerto Bogotá y es en esta ruta donde mas retos se encontrará porque las condiciones climáticas hacen que siempre este empantanada, con pozos de fango perfectos para la diversión  eventuales caídas sin mayor riesgo de daño.

Honda le espera para una nueva parada, si le llego la tarte sin almorzar no se preocupe, un rasgo de las rodadas Off Road es que el tiempo es totalmente variable, así que disfruta, descanse y prepare su regreso por la vía Honda directo Bogotá.

Esta es una ruta que he hecho en diferentes ocasiones, a bordo de mi Suzuki Vstrom 1000, a bordo de una F800GS, igual que la implemente en una actividad de turismo como guía para una empresa tour operadora  a bordo de una R1200GS y la he compartido con mis amigos a bordo  de KTM 990,  SuperTeneré 1200, Versys 650, R1200GS y KLR 650, así que adelante con la aventura!

triptico

 

FICHA TÉCNICA DE ESTA RUTA:

Total de kilómetros: 400 km aprox

Condiciones: 60% On Road – 40% Off Road</li>

Dificultad: Alta

Duración: 12 horas

Donde desayunar:

– En Viani, la cafetería La Cascada frente al parque principal es modesta y bien atendida, lo mejor una buena Agua de Panela con queso.

– En San Juan de RioSeco, Cafetería Bon Pan, Plaza principal

Donde almorzar:

– En Ambalema, primer restaurante a la orilla del Rio, modesto pero exquisito.

– En Honda:

Restaurante el Atrio

Dirección: Carrera 12A #10-36 Alto del Rosario.

Restaurante El Guateke

Dirección: Calle 12a No.10a-13

Sencillamente los  mejores que conozco en Honda, sin tener en cuenta la opción mas aventura de bajar al muelle sobre el Rio Magdalena y buscar el restaurante Doña Martha.

Track de la ruta:

https://goo.gl/maps/dHVsCa8UTYU2

 

Ver ruta en mapa: (es posible que cargue con error, por lo que marcará la ruta por Armero, le recomiendo usar el track de la linea anterior)