Archivo de la etiqueta: villavicencio

10 Cosas que hacen de rodar con amigos la mejor aventura

10 Cosas que hacen de rodar con amigos la mejor aventura.

Antes de hablar sobre disfrutar de la moto  con los amigos sin ser propiamente un club, tuve que comenzar diferenciando esta experiencia con la de rodar como miembro de un club (Ver articulo) que si bien comparten algunos rasgos presentan grandes diferencias. Por qué dedicar tiempo a esto? Porque cuando usted está iniciando su hobby en dos ruedas es difícil encontrar puntos de referencia imparciales que le presenten un panorama amplio de como disfrutar su moto y debido a esta falta de información puede vincularse al grupo equivocado, salir con amigos muy experimentados que excedan sus capacidades o decidir salir solo enfrentándose a situaciones que posiblemente aún no esté preparado. Es por esta razón que cuando hablo de disfrutar su moto, sin lugar a dudas el rodar con amigos es una gran oportunidad de hacer memorables sus aventuras en la ruta.

1. NO HAY PRESIDENTES NI ESTATUTOS

Un grupo de amigos moteros no necesita de un presidente, es más, me atrevería a decir que lo rechazan. Existen algunos clubes con pretensiones de ONG donde la estructura organizacional es tan importante que a veces supera el mismo interés por el motociclismo, por lo general cuentan con una constitución legal, unos estatutos, un presidente, un fiscal, un secretario, un suplente, un vocal, etc y hasta un gerente comercial con un reglamento tan elaborado que al leerlo solo dan ganas de incumplirlo, además de toda la parafernalia que como colombianos nos caracteriza a la hora de formalizar algo, otros más “sociales” con intereses políticos lo llevarán a cuanto evento político o marcha exista en favor de sus intereses porqué representan los “intereses” de todos los motociclistas, también hay clubes con enfoques comerciales donde todo se lo venden pero ni por el p.. Se le ocurra ofrecer algo porque lo pueden vetar y otros tan selectivos que lo rechazaran de un solo tajo si su moto no es de la misma marca y referencia que la del grupo y estos entre otros muchos rasgos de algunos clubes hacen que se formen GRUPOS DE AMIGOS que prefieren salir de la “comunidad” y disfrutar su moto sin presidencias, sin comités, nada de estatutos, ni códigos y sin obligaciones más allá de compartir la mejor experiencia a bordo de su moto.

2. TODOS SE CONOCEN

Un grupo de amigos por lo general no supera los 5 pilotos, siendo francos pues como somos moteros todos nos tratamos con tal camaradería que al recién llegado lo tratamos como un amigo de toda la vida; pero lo cierto es que un grupo de amigos grande, de esos que se conocen las novias y esposas, donde viven, en donde trabajan, cuál es su bebida favorita, como se llama su mascota o si alguno tiene alergias, reúne no más de 10 pilotos y al ser reducido comparado con un club, resulta formándose un vínculo de confianza de gran valor a la hora pensar en la seguridad y la integridad de cada uno, esta clase de rodadas de amigos es preferida por quienes buscan un trato más personal y reservado.

rodar con amigos en moto
Rodar con amigos en moto no requiere presidencias ni estatutos, solo pasión por rodar.

3. MÁS TIEMPO PARA DISFRUTAR

A la hora de rodar con amigos el tiempo se optimiza ya que al ser un grupo reducido las paradas técnicas como poner gasolina o calibrar presión de llantas toman menos tiempo, el servicio de los restaurantes es más rápido y el acostumbrado “ritual” de cada uno a la hora de ponerse su equipamiento y encender motos será tan ágil que los tiempos calculados le permitirán rodar y disfrutar por más tiempo.

4. FLEXIBILIDAD EN LAS PARADAS

A diferencia de rodar con un club donde las paradas son planeadas y en caso de necesitar detenerse resultará difícil avisar al líder del grupo, en una rodada de amigos se tiene mayor flexibilidad para esas paradas inesperadas como por ejemplo: la fotografía del grupo, el amigo que no tanquea oportunamente y necesita gasolina, el que olvida sincronizar su celular con el intercom, con un cielo ligeramente gris alguien debe parar a ponerse su impermeable, posiblemente al rato hace calor y este precavido piloto necesitará quitarse todo el equipamiento. Son tantas las paradas inesperadas que para un club sería inmanejable controlarlas mientras que al rodar con amigos esa tolerancia y flexibilidad en paradas no programadas siempre es bien recibida.

Rodar en moto con amigos permite hacer más paradas para compartir.
Rodar en moto con amigos permite hacer más paradas para compartir.

5. SE RECONOCEN EL “PASO”

No hacen falta las señales con la mano, no hay que sacar un pie para marcar un hueco, se reconoce el movimiento de cada piloto al punto de saber los tiempos y los espacios creados a la hora de adelantar en carretera en una perfecta coreografía. Aprender a conocerle “el paso” a los amigos es fantástico porque el grupo funciona como un equipo donde las “jugadas” ya son conocidas y los riesgos se minimizan, esta característica personalmente me encanta porque dejo de preocuparme buscando en los espejos a qué lado estará mi compañero, porque ya sé la ubicación de cada uno de mis amigos cuando se trata de llevar la moto a sexta a fondo en perfecta sincronización.

Rodar con amigos en moto.
Rodar con amigos en moto reduce riesgos en la ruta.

6. AMIGOS SIEMPRE A LA VISTA

Los amigos se cuidan y en una rodada nunca se perderá de vista el compañero que viene atrás, lo cual garantiza que si alguno no mantiene el ritmo del grupo o si se presenta alguna situación inesperada todo el grupo desacelerará o se detendrá para esperar al rezagado y en todos los casos cuando sea necesario detenerse, regresarán hasta el punto del piloto rezagado para colaborar así sea solo con su compañía. Esta característica de las rodadas con amigos también garantiza que no se tendrán los habituales extraviados de club que pierden la ruta, especialmente en los pueblos donde debido a sus largas filas de motos, los clubes pueden “dejar extraviar” a alguno; reitero en este punto que se trata de AMIGOS y no conocidos, pues un amigo nunca va a perder de vista a su compañero

rodar con amigos en moto
Rodar con amigos en moto nos brinda confianza y seguridad.

7. TRANQUILIDAD EN CASA

Libertad, esta es una de las palabras que mejor se asocian al motociclismo de aventura y No hay mejor manera de sentirla que cuando sabemos que en casa nos esperan nuestros seres queridos en tranquilidad porque saben que nos encontramos rodando con amigos. Los amigos son allegados a nuestras familias y son conocidos por su conducta en carretera además de saber a quien avisar en caso de algún imprevisto, los datos de contacto de los amigos siempre estarán al alcance de nuestras familias.

8. SIEMPRE DESTINOS NUEVOS

Así como los destinos preferidos por los clubes suelen ser los mismos por cuestiones de organización, capacidad y facilidades logísticas con un tiempo limitado para la rodada que por lo general se trata de 1 día, también encontrará que con un reducido grupo de amigos son mayores las opciones de destinos para disfrutar en moto, con niveles de dificultad mayores gracias a que se conocen sus capacidades, aumentando el tiempo del viaje, facilitando la elección de hoteles y lo mejor es que siempre encontrará en su grupo de amigos una particular obsesión por “nuevos destinos” que garantizarán experiencias inolvidables.

Rodar en moto con amigos
Rodar en moto con amigos permite descubrir nuevos destinos.

9. HASTA UNA VARADA SE DISFRUTA

Salir a rodar con los amigos es más que un evento, pues aunque se trate de una rodada de un día genera tantas experiencias memorables que siempre se recordará como una aventura y cada vez que veamos una foto o un video nos traerá los mejores recuerdos porque con amigos hasta una varada de disfruta.

Rodar en moto con amigos
Rodar en moto con amigos hace que hasta una varada se disfrute.

10. LA RUTA ES MÁS IMPORTANTE QUE EL DESTINO

Para quienes ya han rodado en clubes no es un secreto que el éxito en la convocatoria de sus rodadas está en en el lugar al que se va, que por lo general es un restaurante, pueblito o balneario mientras que para un grupo de amigos amantes del motociclismo de aventura el destino deja de ser importante para dedicarse a definir la mejor ruta en busca de nuevos caminos, nuevos paisajes siendo esto lo más valorado por el grupo.

Rodar con amigos en moto
Rodar con amigos en moto hace que la ruta sea la protagonista.

 

The Adventure Bogotá
The Adventure Bogotá

– NADIE NOS QUITA LO VIAJADO –

viajes en moto por Colombia
Logo Capital Rider

Viaje en moto hacia los llanos orientales

Viaje en hacía los llanos orientales

 

El siguente  es un post no apto para “barbie moteros” pues cuando de motociclismo de aventura se trata, poco importan las condiciones climáticas, el estado de las carreteras, si es invierno o verano, si el menú es 5 estrellas o basta con una botella de agua o una arepa, esto solo aumenta la adrenalina por descubrir nuevas rutas, perderse, sentir cansancio y al final descubrir de qué estamos hechos.

Esta es una aventura en moto por los llanos orientales que tuve el gusto de compartir con uno de mis mejores amigos, El viejo David a bordo de su cabra, una poderosa e intimidante KTM 990 Adventure R; David es uno de esos pilotos que siempre dicen que si a una rodada desconocida y de los que no preguntan en qué moto iré, de esos que no se preocupan por reservaciones o presupuesto, pues por anticipado sabe que en una buena aventura nunca sabe a donde llegaremos.

Día 1: Bogotá – Yopal

Nuestro recorrido inició desde Bogotá hacia Villavicencio por la acostumbrada vía al llano, que si usted no la ha recorrido en moto debe saber que a la altura de Pipiral se debe tomar la antigua vía que le tomará cerca de 25 minutos en llegar a la zona conocida como la grama, esta carretera es engañosa debido a las condiciones del asfalto que por efecto de humedad y temperatura sumado al paso de los camiones produce unas ondulaciones bastante peligrosas para los motociclistas y si a esto se le agrega las manchas de aceite y diferentes químicos que algunos camiones dejan a su paso, esta sección conocida como el alto de Buenavista se convierte en un peligro para quien no sepa de estas condiciones.

David a bordo de su KTM 990
David a bordo de su KTM 990

En este trayecto conduje con mi hijo Juan a bordo de una BMW R1200GS con la misión de llevarle a casa de mis suegros para iniciar su período de vacaciones, así que estando en familia disfrutamos un buen café y en cuestión de 15 minutos estábamos montados en nuestras motos.

Nos dirigimos por la ruta hacia Puerto López en una recta que permite una buena velocidad, siempre atentos a los retenes de la policía de carreteras que en esta zona son comunes, paramos en el obelizco, “Ombligo de Colombia” por algo de hidratación mientras observamos los llanos orientales desde un lugar privilegiado, el alto de Menegua.

Avanzamos unos 7 km kilómetros en la vía hacia Puerto Gaitán y justo en la salida a la izquierda que conduce a Cabuyaro, nos desviamos en busca de la aventura offroad más entretenida de este viaje. Ansiosos por llegar al punto en que se acaba la carretera, nos encontramos con una recta amplia, de color rojo, llena de pozos y fango que nos invitaba a la acción!

Bajando presión de llantas y alistando la GoPro de David que se estrenaba para este viaje, en un emocionante derrape con aceleración a fondo nuestras motos arrancaron con la fuerza de quien inicia una competencia y en cuestiones de segundos nos sentimos en nuestro propio rally.

Carretera entre Lagos de Menegua - Cabuyaro
Carretera entre Lagos de Menegua – Cabuyaro – BMW R1200GS

Esta carretera cuenta con unas condiciones especiales que cambian con el estado del tiempo y para esta oportunidad su nivel de dificultad era bastante interesante, pues debido a la lluvia se forman pozos profundos que se ocultan tras algunos morros que no lograbamos identificar a tiempo por la velocidad a la que conducíamos, esto es: vernos cubiertos de agua y fango hasta el último centímetro de nuestros trajes, visores y cascos, en definitiva lo que buscábamos.

10464403_10152634364932697_322652313743674683_n
KTM 990 Adventure

La carretera hacia Cabuyaro cuenta con curvas amplias y de largo trazado que nos permitían disfrutar del derrape continuo sobre su superficie roja. Una vez llegamos al río Meta, cruzamos a bordo de un ferry que por unos minutos nos presentó un hermoso paisaje llanero en donde el Río Meta en silencio absoluto nos brindó un gran descanso; nuestra paz fue interrumpida por el canto de gol en el radio de un carro, esto era: gol de la selección Colombia en un partido del que no estábamos enterados y por supuesto que tampoco era de nuestro interés; si, y permítame por favor decir que no se trata de falta de orgullo, tampoco de no sentir pasión por lo nuestro, se trata de alimentar nuestro orgullo patrio con algo más grande que un espectáculo televisivo de 90 minutos, se trata de maravillarse con la belleza de nuestro país recorriendo sus tierras, navegando sus ríos y conociendo su gente, esto si despierta un verdadero orgullo patrio.

10462745_10152634365092697_6474159315167995441_n

Al otro lado del Río Meta Cabuyaro, una población modesta que nos sirve como punto de referencia para continuar nuestra travesía hacia Barranca de Upia. Viajando sin GPS la aventura es mucho más intuitiva e interactiva, así que con un par de indicaciones y la estación de policía como “waypoint” doblamos a la derecha y seguimos adelante en una carretera destapada con piedra bola suelta en la que sería mejor reducir velocidad para proteger los rines de nuestras motos.

Durante este tramo nos encontramos con algunas tractomulas y camionetas 4X4 petroleras con una estilo de conducción algo agresivo sin mayor efecto contra nosotros.

En Barranca de Upía buscamos un lugar donde nivelar presión de llantas pues hasta acá terminarían nuestros xx km de Off Road y continuariamos por la vía hacia Yopal.

Una vez instalados en Yopal encontramos un hotel muy confortable llamado Saman del Rio con habitaciones amplias,con aire acondicionado y un servicio de comidas a domicilio que salvó la noche.

Durante toda esta travesía teníamos un especial interés por saber como podría ser el regreso a través de una ruta que conectaba Casanare con Boyacá cuyos sus puntos de referencia eran: Hato Corozal, La Cabuya y Paz del Río. Con esta duda iniciamos el día 2.

Día 2 Yopal – Bogotá

Después de un reconfortante descanso en piscina, iniciamos nuestro alistamiento, encontrando que la KTM de David estaba pinchada y para quien no conoce un sistema diferente al sellomatic, le cuento que algunas maxitrail, entre esas la BMW F800GS y en este caso la KTM 990 Adventure R usan neumático interior en sus llantas y en caso de pinchada, palabras más o menos es:

– Baje llanta
– Saque neumático
– Identifique la perforación
– Limpie la superficie
– Pegue un parche adhesivo
– Instale neumático
– Monte llanta
– Calibre presión

Todo lo anterior con el kit apropiado y contando con la fortuna de no tener que cambiar neumático, fortuna que en este caso no nos acompañó, por lo que tuvimos que ubicar un montallantas frente a batallón del ejército.

El taller elegido en Yopal
El taller elegido en Yopal

Durante la segunda fase de la despinchada aproveché a preguntar en el batallón sobre la ruta La Cabuya, esto pudo ser un muy mal chiste para el oficial a quien le pregunté, especialmente en las elecciones presidenciales que se llevaban a cabo en esta fecha y nosotros forasteros con aspecto de astronautas bastante alejados de nuestro puesto de votación.

La energía buena siempre nos acompaña en cada aventura
La energía buena siempre nos acompaña en cada aventura
El mejor compañero de ruta, el viejo David.
El mejor compañero de ruta, el viejo David.

La ruta Casanare – Boyacá por la Cabuya podría ser un suicidio debido a que esta zona permanece en conflicto entre el ejército y la guerrilla siendo intransitable desde hace muchos años con terribles antecedentes entre el 2008 y 2012.

A partir de este momento y dada la hora de despinche iniciamos nuestro regreso buscando la vía Sogamoso que incluye municipios como Pajarito y el Crucero.

El recorrido inicia saliendo de Yopal hacia Aguazul, tomando la vía hacia la derecha que conduce a Pajarito; iniciamos un ascenso de curvas sorprendentes que no respetaban trayectoría ni angulo, acompañados de esa lluvia suave y permanente algo agotadora sin encontrar un lugar donde descansar. Finalmente nos encontramos un restaurante de carretera muy humilde en su aspecto pero atendido por dos mujeres trabajadoras, una madre con su bella hija tenían la mejor receta de gallina que podriamos encontrar en la zona.

Sancocho de gallina camionera
Sancocho de gallina camionera

Es asi como nos recargamos de energía para lo que sería uno de mis recorridos asfaltados mas “largos” y dificiles, 150 kilimetros aproximados de torrencial lluvia que nos acompañó por una ruta llena de residuos de derrumbes que no bastaron para permitirnos disfrutar de la belleza del Páramo de la Sarna. Sigue la lluvia sin parar, nuestros trajes fueron permeados por el agua a más de 3.000 mt y haciendo un ultimo esfuerzo por no parar, logramos llegar a la Laguna de Tota, en donde nos encontramos con una típica tienda de campo donde los campesinos nos recibieron con unas copitas de aguardiente para neutralizar el efecto del frio, un par de cafés bien cargados y la poderosa aguadepanela que en esta bonita region cebollera es fundamental para el jornal.

Nuestra pausa en Aquitania
Nuestra pausa en Aquitania

Gracias a la buena idea de David y con un poco de suerte, en esta tienda pudimos comprar medias para cambiarnos ya que entre otras cosas las botas Alpinestars TECH 3 tienen un pesimo desempeño con el agua (Próximamente review Botas Alpinestars TECH3) nos pusimos nuestro jeans que venían secos dentro de nuestros drybags y cubrimos nuestros pies con bosas plasticas de pan rollo que nos permitieron regresar a casa en mejores condiciones.

DSC00853
La recompensa esta en cada kilometro recorrido

El regreso desde Tota hasta Bogota fue rápido y fluido sin mayor novedad salvo las exquisitas arepas de tierra negra; el final de esta travesía de apenas dos días cierra con una cálida bienvenida en nuestros hogares con nuestros seres queridos siempre atentos a las aventuras que traemos en nuestras motos para compartir, porque nadie nos quita lo viajado.

 

Encuentra el m
Encuentra tu KTM en MotoXtreme K 3 – Bogotá

FICHA TÉCNICA DE ESTE VIAJE

  • Total kilómetros: 900 kilometros
  • Condiciones: 70% On Road – 30% OffRoad
  • Dificultad: Alta
  • Duración: 2 días – 1 noche

ACCESORIOS USADOS EN ESTE VIAJE:

  • Chaquetas: Traje Rallye 3
  • Botas: Alpinistars TECH 3
  • Jerseys y balaclavas: Capital Road
  • Guantes: Alpinestars Artic gloves
  • DryBag GIVI 35 LT

ALOJAMIENTO EN ESTE VIAJE

Hotel en Yopal: Saman del Rio

Track de Ruta:
https://goo.gl/maps/6u2eAJk2kgq

 

Ver Mapa: