Viaje en moto a Santander- Un regalo en el cielo

Para un MOTERO una rodada en moto es más que un simple traslado del punto A a un punto B, la moto deja de ser un medio de transporte para convertirse en un medio de sanación en la que se curan diversos males. La “rodada” es considerada una terapia contra el estrés por muchos, otros le confieren dones afrodisíacos, otros como yo, la consideramos la fórmula de la eterna juventud y en esta ocasión, la rodada se convirtió en un regalo, si un regalo de cumpleaños para mi esposa en el que la BMW Motorrad R1200GS fue el pastel y la ruta recorrida la mejor celebración.

Viaje en moto a Santander- Un regalo en el cielo

Iniciamos nuestro recorrido sin planes, sin mapas ni GPS, solo salimos por la autopista norte con estilo a ventaquemada y tierra negra dónde paramos en un modesto pero exquisito restaurante en el que fabrican las mejores arepas boyacenses con agua de panela y queso campesino, todos los ingredientes preparados por los locales y si no fuera suficiente dentro del menú incluyen el auténtico chorizo ahumado y morcilla de cordero, exquisiteces de la gastronomía boyacense y tan tradicional como el “sumerce” que acompaña cada frase en esta región.

Las autopistas suelen ser aburridas y monótonas para los amantes del motociclismo de aventura, sin embargo son obligatorias en viajes de largo recorrido y la troncal del norte no es la excepción, sin embargo se puede encontrar alguna buena sorpresa en el camino y en esta ocasión tomamos una hermosa ruta que nos llevó desde Tunja hasta Barbosa, en un recorrido lleno de curvas que invitan a la acción. A lo largo de este tramo se pasa por Arcabuco mientras a la derecha un pequeño riachuelo adorna el paisaje de repente aparece de forma imponente una cadena montañosa conocida como la Serranía El Peligro, sorprendiéndonos con una magnifica vista de esta reserva natural hasta ahora protegida del turismo invasor.

Serrania el peligro

No se puede pasar por Barbosa sin detenerse a probar los diferentes dulces que caracterizan esta población, bocadillo veleño, tumes, cortaditos, así como una mirada a baja velocidad del Río Suárez que define los límites entre Boyacá y Santander.

Barbosa

 

RIo Suarez
Nuestro destino en esta rodada de aventura por Santander fue San Gil y como buen plan de aventura sin reservas lo primero que hicimos fue buscar un hotel BBB y lo encontramos, Alojamiento económico en San Gil, bien atendido y en las mejores condiciones tiene nombre propio: La posada Don Chepe es el lugar! Se trata de una antigua casa típica de la región con un gran comedor en el que a la hora del desayuno se sientan diferentes viajeros familias a compartir sus anécdotas antes de iniciar el día, cuenta con habitaciones típicas Santandereanas, limpias y ordenadas, una administración de familia, con parqueadero cerrado y perfecto para nuestra moto, justo lo que se necesita para esta clase de viajes y lo mejor, atendida por personas tan amables que nos hicieron sentir parte de su familia. El hotel Don Chepe está ubicado muy cerca al parque Gallineral y a unas cuantas cuadras del parque central, una de las más gratas experiencias en este hotel han sido los desayunos siempre servidos con arepa de maíz pelao 100% santandereana mano.

Una vez instalados fuimos en busca de la aventura que caracteriza a San Gil como Capital Extrema de Colombia, nuestro objetivo: Volar en parapente en el mejor voladero de parápente de suramerica, el cañón del Chicamocha.

La primera aventura inicia cuando intentamos buscar una compañía sería en la cual poner nuestras vidas en sus manos con la confianza de pasar un buen rato sin temor a un mal momento. El Lugar: Parque el Gallineral, un espacio frente al parque donde se concentran una serie de “asesores” ofreciendo paquetes turísticos de aventura que incluyen rafting, espeleologia, parápente, torrentismo entre otras actividades, todos ellos con algo en común, son vendedores informales que se ganan la vida de manera informal “jalando” gente para el beneficio de empresas que en la mayoría de los casos no ofrecen ninguna clase de seguros ni están legalmente constituidas.

Después de esquivar las ofertas de muchos de estos lugares, decidí ponerme en contacto con una empresa que ofrecía deportes extremos en San Gil, una persona contestó mi llamada de forma amable y me brindó toda la información que buscaba sobre parapente en el Chicamocha, una vez concretamos precio y hora de encuentro resolvi desplazarme en mi moto hasta el “voladero” el cual fue bastante difícil de ubicar pues al parecer, en mi opinión, el negocio del turismo en esta región impacta a todo nivel haciendo que cualquier indicación al viajero que no haga parte de un “paquete turístico” sea prohibida o simplemente no la hacen si no representa beneficio económico. Finalmente logramos llegar al punto de salto, no sin antes vencer algunos obstáculos de arena de una carretera perfecta para los amantes del Off Road que hubiese disfrutado como niño de no ser por las llantas que llevaba. En el punto de salto o voladero nos hemos encontrado con el más bello paisaje del Cañon del Chicamocha, intimidante y simplemente asombroso.

Voladero
El mejor Voladero para Parapente esta en el cañón del Chicamocha

Luego de esperar 1 hora 30 minutos, llegó la camioneta de la compañía que habíamos contactado el día anterior con algunos turistas del exterior, me acerqué al coordinador de los saltos quien definió el orden de salto según peso debido a la temperatura y velocidad de los vientos, argumentos técnicos de gran valor que me generaron confianza.
Una vez iniciaron los saltos, percibí un poco de improvisación de los “pilotos” de otras compañías que realizaban los saltos, fumaban mientras conversaban entre ellos sin prestar interés en sus clientes, incluso un norteamericano bastante molesto me pregunto si la compañía que yo había contratado estaba respetando el tiempo de vuelo de 30 minutos que ofrecian a lo que respondí que disfrutara su vuelo y que si duraba menos sería por condiciones climáticas mientras el insistía en el reembolso del dinero equivalente al tiempo que no voló; por mi parte al mejor estilo Colombiano, decidí despreocuparme de esto para no arruinar mi regalo. Ahora bien si usted, amigo lector decide hacer un vuelo de parapente en el Chicamocha le recomiendo contactar con anticipación una empresa seria, y por favor resuelva sus inquietudes sobre pólizas y demás detalles antes de pagar por estos servicios, recuerde preguntar todo porque en mi caso cuando pregunté en que momento se firmaría el documento de seguro o la carta de exoneración de responsabilidades, o al menos una factura el coordinador principal me respondió diciendo que los documentos los había olvidado pero que no me preocupara, en conclusión: “todo bien” así es como resolvemos todo en nuestro país. Afortunadamente esta regla colombiana se cumplió y el resultado fue “todo bien”

Nuestro piloto haciendo uso elementos reglamentarios como un buen casco, lentes y su balaclava Capital Road.
Nuestro piloto haciendo uso elementos reglamentarios como un buen casco, lentes y su balaclava Capital Road.

 

 

Un regalo en el cielo
Un regalo en el cielo

 

 

La bienvenida - Aterrizaje en el Chicamocha
La bienvenida – Aterrizaje de Parapente en el Chicamocha

 

Feliz cumpleaños de aventura en el Chicamocha
Feliz cumpleaños de aventura en el Chicamocha, El mejor regalo siempre será un inolvidable sonrisa

Sin duda alguna la experiencia más maravillosa que hemos compartido después de rodar en moto, es la de volar en parapente sobre el cañón del chicamocha a más de 1.500 m sobre el nivel del mar. En definitiva un viaje memorable gracias a este vuelo.

El Parque Nacional del Chicamocha es un lugar perfecto para interactuar con la cultura Santandereana en un entorno natural lleno de emociones fuertes y espacios para compartir en familia. Cuenta con atracciones que producen adrenalina total, así como otras actividades de descanso y de contemplación de la belleza del cañón. Es recomendable visitar esta región con un buen kit de hidratación y protección solar debido a los altos niveles de temperatura y exposición al sol sumado al ascenso y descenso permanente del parque.

Atardecer en el Parque Nacional del Chicamocha
Atardecer en el Parque Nacional del Chicamocha

Uno de los escenarios mas emocionantes para “curvear” o simplemente reducir la velocidad y maravillarse del paisaje a un paso “contemplativo” es el caño del Chicamocha, orgullo Colombiano que sin entrar en comparaciones con otros cañones, merece nuestra admiración y orgullo.

Carretera en el Cañon del Chicamocha, Santander
Carretera en el Cañon del Chicamocha, Santander

Continuando nuestro recorrido en moto por la región santandereana, nos dirigimos a través de una estrecha y agradable carretera que conecta a San Gil con Barichara al costado derecho del Rio Fonce, rodeados de esa naturaleza a cada lado de la carretera que nos hace rodar a 30 km x hora sin pensar en el tiempo ni la velocidad, disfrutando de exceso de vida que se respira en cada kilometro. Llegamos a Barichara encontrándonos con uno de aquellos lugares mágicos que de manera inexplicable nos transporta en el tiempo, conservando una energía especial que se siente en cada calle de piedra, en cada iglesia y construcción de la época Colonial que han sido preservadas cuidadosamente por sus pobladores.

Barichara, Santander

 

Barichara, Santander
Barichara, Santander

 

barichara2

Barichara es un pueblo para caminarlo, no basta con parar en su parque central y tomar un par de fotos, es necesario conocerlo, hablar con su gente, apreciar sus casas, probar el café, los postres y por supuesto compartir un buen almuerzo o cena que en este hermoso lugar sin duda encontrará las mejores opciones.

En Barichara existe una pizzería artesanal que brinda a sus comensales un espacio acogedor, intimo, con la perfecta iluminación que hace de cualquier plato un motivo especial y su carta cuenta con las mejores recetas de pizza que un amante a este plato puede encontrar, esta es la pizzería Siete Tigres. Recomiendo verificar sus horarios pues tratando de un pequeño pueblo de se activa con la demanda del turismo, es posible que en temporadas bajas cierren mas temprano.

Un lugar para almorzar una buena carne oreada en Barichara es el restaurante La Brasa Misifu aunque los pobladores lo conocen como la brasa “leona”. No se deje engañar por su entrada rústica y modesta, pues el lugar es un restaurante de gran capacidad con el mejor servicio a la mesa y por supuesto mi recomendación es la carne oreada y la Pepitoria, pues en todo mi recorrido por la región no había probado tan exquisitos platos típicos como en este lugar.

Finalizando nuestra celebración de cumpleaños de mi esposa, quisimos darnos un Autentico paseo de Rio y el mejor lugar, (estoy seguro que hay cientos mejores) para nosotros en esta ocasión fue el balneario Pozo Azul, a 1 kilometro de San Gil por a vía hacia Bucaramanga, un acogedor lugar frecuentado por pobladores de la región que disfrutan de un buen paseo de olla mientras se bañan en las aguas de la Quebrada Curiti que en esta sección incluye algunas pequeñas cascadas muy divertidas y perfectas para toda la familia.

rio

 

la chica
“Aquel viaje que no ha dejado huella en tu corazón jamás fue un viaje”

FICHA TÉCNICA DE ESTE VIAJE:

  • Total de kilómetros: 800 km Aprox
  • Condiciones: 100% On Road
  • Duración: 3 días
  • Dificultad: Leve

ACCESORIOS USADOS EN ESTE VIAJE:

  • Chaquetas: BMW Motorrad Rally 3 // irflow jacket
  • Pantalón: BMW Motorrad Rally 3 // airflow pants
  • Botas: Alpinestars TECH 3 // Alpinestars WP 2
  • Jerseys y balaclavas: Capital Road
  • Guantes: ICON Patrol // ICON Pursuit

ALOJAMIENTOS EN ESTE VIAJE:

http://www.posadadonchepe.com
Email:Posadadonchepesangil@gmail.com
Carrera 9 Nº 4-77
Cel :312441 0452
San Gil, Santander, Colombia

Track de la ruta:
https://goo.gl/maps/27yAZfBpgfv

Ver Mapa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *